Rusia y Georgia reanudan las negociaciones sobre su conflicto armado

  • Ginebra, 19 may (EFE).- Las conversaciones entre Rusia y Georgia se han reanudado hoy, tras la interrupción que provocó la retirada ayer de la mesa de negociaciones de la delegación rusa, y, según los mediadores, están siendo "las más profundas y sustanciales" en los ochos meses que lleva en marcha el proceso diplomático.

Ginebra, 19 may (EFE).- Las conversaciones entre Rusia y Georgia se han reanudado hoy, tras la interrupción que provocó la retirada ayer de la mesa de negociaciones de la delegación rusa, y, según los mediadores, están siendo "las más profundas y sustanciales" en los ochos meses que lleva en marcha el proceso diplomático.

Ambos países han celebrado con esta cinco rondas de reuniones para intentar resolver los problemas humanitarios y de seguridad tras el breve conflicto que los enfrentó el pasado mes de agosto.

El representante de la Unión Europea, Pierre Morel, aseguró que las discusiones han sido productivas, tras "las dificultades" registradas ayer (primero de dos días de reuniones), que se han visto "ampliamente compensadas" con el trabajo de hoy.

Rusia y Georgia han vuelto a comprometerse con el mecanismo que acordaron en su última reunión, celebrada en febrero pasado, sobre la prevención y resolución pacífica de incidentes.

La delegación enviada por Moscú se había retirado de las discusiones luego de que la delegación de Osetia del Sur hiciese lo mismo y de que los representantes de Abjasia decidiesen no asistir.

Estos últimos son los territorios separatistas que Rusia reconoce como independientes contra la voluntad de Georgia, que los considera parte de su territorio.

Morel dijo en conferencia de prensa que el compromiso con el mecanismo acordado "este es el mejor medio para responder de una manera adecuada y rápida a incidentes sobre el terreno".

"Les pedimos que dijesen si mantienen ese acuerdo y así lo reafirmaron las dos partes", subrayó por su parte el jefe de la misión de la ONU en Georgia, Johan Verbeke.

Las conversaciones de hoy siguieron la modalidad de las anteriores, con dos grupos de trabajo paralelos que abordaron de una parte los asuntos de seguridad y estabilidad, y, de otra, los relativos a los problemas humanitarios.

En el segundo, se presentó a las partes cinco documentos sobre programas de rehabilitación socio-económica, derechos a la vivienda y a la propiedad, la facilitación del retorno de los desplazados, el estatus legal de los refugiados y de otras personas desplazadas, y la rehabilitación de la provisión de agua.

Las dos partes se comprometieron a revisar esos documentos y transmitir sus posiciones al respecto antes de la próxima reunión, que tendrá lugar el 1 de julio en Ginebra.

De otra parte, Verbeke destacó que otro resultado positivo de esta reunión es que se invirtió la tendencia a espaciar cada vez más las rondas de conversaciones, que empezaron con un intervalo de un mes y luego pasaron a tres meses.

"Ahora el proceso continuará en cinco semanas", recalcó el mediador de la ONU.

Mencionó asimismo que se habló de la necesidad de que haya un "mínimo de relación y contacto" entre Rusia y Georgia, un principio sobre el que estuvieron de acuerdo, aunque no pudieron consensuar cómo hacerlo.

A ese respecto, el tercer mediador del proceso, el enviado especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Charalampos Christopoulos, dijo que "queda mucho trabajo para superar la desconfianza y reducir la tensión".

Ninguno de los mediadores quiso detallar los motivos por los que Rusia abandonó en la víspera la reunión y cómo aceptó regresar.