Salgado defiende la solvencia del sistema y el PP anticipa "un número importante" de intervenciones

Etiquetas

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, defendió hoy que el Gobierno ha actuado bajo el "principio de transparencia" en la intervención de Caja Castilla-La Mancha (CCM), según su "compromiso" con la solvencia y financiación del sistema financiero y para "mitigar" los "problemas transitorios de liquidez" y garantizar el cumplimento de las obligaciones de la entidad.

En el debate en el Pleno de la Cámara para convalidar el decreto ley que concede a CCM garantías de hasta 9.000 millones del Banco de España, durante el cual todos los portavoces parlamentarios salvo Rosa Díez, de UPyD, anunciaron su voto favorable, Salgado aseguró que gracias a la actuación urgente del Gobierno la entidad seguirá operando "con absoluta normalidad".

La sucesora de Pedro Solbes incidió en que la operación del Banco de España, que se acordó el pasado 28 de marzo, fue de "carácter subsidiario" toda vez que la "vía privada" no obtuvo los resultados deseables a través de la fusión "con otra entidad privada", la andaluza Unicaja.

Asimismo, defendió que el Banco de España ha actuado en función de los principios del Banco Central Europeo (BCE) ante una dificultad puntual de liquidez, lo que justifica el presente decreto.

Salgado aseguró que no supondrá un coste en la arcas públicas, pues los avales por 9.000 millones son coherentes con lo dispuesto en los Presupuestos Generales del Estado. También recordó que el Fondo de Garantía de Depósitos de las cajas deberá reembolsar una parte al Tesoro si se ejecutan los vales.

EL PP VOTA POR EL FUTURO DE CCM

El coordinador económico del PP, Cristóbal Montoro, anunció el voto favorable de su formación porque lo que les importa es el "futuro y la capacidad operativa" de CCM para garantizar las inversiones en Castilla-La Mancha, si bien a continuación calificó de "chapuza" el decreto ley.

Asimismo, arremetió contra la actitud de rechazo al Parlamento de la vicepresidenta económica Salgado por no querer "explicar la responsabilidad" tanto del Gobierno central, "que no quiere reconocer lo que tiene delante de los ojos", como la del Ejecutivo regional socialista.

Montoro espetó a Salgado que se le ha pegado la "sonrisa del presidente Zapatero" ante la "tormenta" económica, y le reprochó que no aclare cuál es su 'hoja de ruta' de reestructuración del sistema bancario. "Voy a decir una obviedad: el caso de CCM es el primero y van a venir más en un número importante, en una de las reconversiones más importantes de la economía española", incidió.

CIU APOYA AL BANCO DE ESPAÑA

Por su parte, el responsable de Economía del grupo parlamentario de CiU, Josep Sánchez Llibre, aprovechó el debate para dar la bienvenida a Salgado y agradecer al ex vicepresidente económico Pedro Solbes "los servicios prestados", así como para lanzar un "mensaje de seguridad a los ahorradores", pese a las "dificultades de alguna entidad financiera".

"Es seguro que el sistema necesita de una reestructuración, pero hay que mantener la premisa de que el sistema goza de buena salud", incidió Sánchez-Llibre, quien calificó de acertada la actuación del Banco de España, aunque lamentó que se "mareó la perdiz" durante demasiado tiempo. Por ello, advirtió al Gobierno de que evite la "rumorología" sobre el estado de la entidades, y anticipó una "oposición muy beligerante que no va a tener fronteras" contra cualquier movimiento hacia la reforma de la Ley de Cajas.

PNV: MI CAJA NO ES CAJA MADRID

El portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, comenzó arremetiendo contra la "falta de rumbo de liderazgo y de respeto parlamentario" del nuevo Ejecutivo socialista, que ejemplificó en la "falta de información" suministrada por Salgado sobre los "verdaderos problemas" de CCM, aprobados por su "nefasta gestión", así como el "coste para los contribuyentes" de los 9.000 millones de avales.

También le exigió que informe y colabore con su grupo parlamentario para desarrollar su 'hoja de ruta' de reestructuración del sistema, si bien le advirtió de que debe "corregir" la propuesta de Ley de Cajas propuesta por el Banco de España. En este sentido, incidió en que el caso de "entidades revueltas, como Caja Madrid" no es generalizado. "Mi caja funciona bien", remachó.

El representante de IU también anticipó su apoyo al decreto, que considera "imprescindible", pero exigió una mayor transparencia en la gestión de la entidad. Asimismo, recordó las recomendaciones publicadas ayer por el FMI para aseverar que las entidades españolas "tienen sus propios activos tóxicos" en el sector inmobiliario, por lo que es necesario una 'hoja de ruta' para saber "qué hacer en situaciones delicadas".

Su compañero de grupo parlamentario y diputado de ERC, Joan Tardá, mostró su sorpresa por la "ratificación en los cargos" del equipo gestor de CCM. "No se ha actuado a tiempo", lamentó.

ROSA DÍEZ CUESTIONA QUE CCM ACUDIERA AL FAAF

La diputada de UPyD, Rosa Díez, fue la única en mostrar su rechazo explícito al aval, pues a su juicio "conculca" el acuerdo europeo de estabilidad financiera. Asimismo, reprochó al Gobierno que CCM se beneficiara de 240 millones del Fondo de Adquisición de Activos (FAAF) cuando el Banco de España había advertido de que la entidad no no cumplía los requisitos para participar en este mecanismo.

Cerró el debate el socialista Francisco Fernández Marugán, quien insistió en el escaso riesgo para el sistema que supone CCM, que cuenta con un 0,8% de los depósitos totales, y defendió que la situación que se plantea ante ahora es muy diferente a la de los años noventa, cuando se produjo la reestructuración del sistema bancario, si bien admitió que la intervención en CCM ha seguido los pasos de la que se produjo en Banesto.