SAS reduce un 35,6% sus pérdidas en el primer trimestre, hasta 69 millones, una vez vendida Spanair

ESTOCOLMO, 28 (EUROPA PRESS)

El grupo aéreo escandinavo SAS registró unas pérdidas de 748 millones de coronas suecas (69,8 millones de euros) en el primer trimestre, un 35,6% menos que los 'números rojos' registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, que ascendieron a 1.163 millones de coronas suecas (108,1 millones de euros).

La aerolínea, que completó el pasado 31 de marzo la venta del 80% de Spanair a un consorcio de inversores catalanes, acordada el pasado mes de diciembre, registró en el trimestre una cifra de negocio de 11.357 millones de coronas suecas (1.058 millones de euros), un 8,4% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido al descenso de la demanda motivado por la crisis económica.

SAS destacó el impacto negativo sobre los ingresos por la volatilidad de la cotización del dólar en el periodo, que fue compensada por los beneficiosos efectos del abaratamiento del combustible.

El grupo transportó 5,7 millones de pasajeros en el periodo, lo que representa un descenso del 15,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior tras sufrir un recorte de la demanda estimado entre el 10% y el 15%. El factor de ocupación registró un descenso del 6,6 puntos porcentuales en el periodo.

No obstante, y a pesar del descenso de la demanda y de la ocupación, SAS destacó que el ingreso medio por pasajero mejoró a pesar de la coyuntura, lo que refleja "una sólida marca y la fidelidad de unos clientes que valoran el producto".

BUENA MARCHA DEL PLAN ESTRATÉGICO.

El grupo se felicitó de la buena marcha de la implantación de su plan de reestructuración estratégico, del que forma parte la desinversión en Spanair, Air Baltic y Aebal, y en virtud del cual ha retirado dos aviones en el trimestre y se han recortado 500 empleos.

En el mes de abril, un total de ocho aeronaves habrán sido retiradas del total de 21 aviones que se dejarán en tierra como consecuencia de la reestructuración del grupo. "Estamos ajustando nuestra capacidad a una demanda más débil y retirando rutas no rentables", destacó el consejero delegado del grupo, Mats Jansson.

Según los cálculos del grupo, a 31 de marzo se han implantado medidas que corresponden aproximadamente a ahorros anuales de 1.056 millones de coronas suecas (98 millones de euros), lo que impactó en el trimestre en unos ingresos de 233 millones de coronas suecas (23 millones de euros), aunque se registrarán "efectos más extensivos" del plan a lo largo del ejercicio 2009.

Con respecto a las previsiones para 2009, Jansson habló de un crecimiento negativo de los pasajeros para el presente ejercicio y destacó que el negocio de SAS se verá afectado por los efectos de la crisis en los países nórdicos, su mercado doméstico.

"El mercado es extremadamente impredecible y la incertidumbre sobre el momento de una recuperación sigue siendo elevada", destacó el ejecutivo, quien no obstante, se mostró confiado en que los beneficios derivados de la reestructuración del grupo se incrementen de manera gradual en 2009.

El grupo SAS anunció el pasado mes de febrero un programa de reestructuración para ahorrar 4.000 millones de coronas (372 millones de euros) de cara a 2011, que incluye el recorte de 8.600 empleos, además de desinversiones para centrarse en el mercado nórdico, que incluyen a Spanair, airBaltic, Espíritu, Air Greenland, BMI, Estonian Air, Skyways, Cubic y Trust.

La aerolínea escandinava, que atribuye las pérdidas de 587 millones de euros registradas en 2008 a la ya vendida Spanair, ha realizado recientemente con éxito una ampliación de capital por valor de 6.000 millones de coronas suecas (558 millones de euros) que ha sido sobresuscrita en un 24%.