Sindicato pide a los trabajadores que se opongan al cierre de 16 plantas de GM

  • Washington, 18 may (EFE).- El sindicato United Auto Workers (UAW) urgió a sus afiliados a que expresen su oposición a los planes de General Motors (GM) de cerrar 16 plantas en EE.UU., eliminar 21.000 puestos de trabajo e importar vehículos fabricados en China.

Sindicato pide a los trabajadores que se opongan al cierre de 16 plantas de GM

Sindicato pide a los trabajadores que se opongan al cierre de 16 plantas de GM

Washington, 18 may (EFE).- El sindicato United Auto Workers (UAW) urgió a sus afiliados a que expresen su oposición a los planes de General Motors (GM) de cerrar 16 plantas en EE.UU., eliminar 21.000 puestos de trabajo e importar vehículos fabricados en China.

Según informaron hoy medios de comunicación locales, el sindicato envió el domingo un correo electrónico a sus afiliados en el que se les pide que hagan llegar sus quejas al presidente estadounidense, Barack Obama.

En la misiva, el presidente de UAW, Ron Gettelfinger, señala que el sindicato "se opone con fuerza al plan de GM de cerrar 16 instalaciones de producción en Estados Unidos, mientras al mismo tiempo aumenta de forma dramática el número de vehículos que serán importados de México, Corea, Japón y China".

El sindicato añadió que "está activamente envuelto en estas complejas negociaciones que implican al Grupo Presidencial del Automóvil de Obama, los directivos de GM, tenedores de bonos y acreedores, concesionarios, proveedores y otras partes interesadas".

Las negociaciones son parte del proceso iniciado por General Motors para reducir costes y así evitar tener que declararse en quiebra el próximo 31 de mayo, fecha en la que termina el plazo dado por el Gobierno estadounidenses para que la empresa desarrolle un plan que garantice su futuro.

UAW dijo a sus afiliados que las negociaciones se intensificarán en los próximos días.

También hoy, UAW apoyó el plan del Partido Demócrata para limitar las emisiones de gases con efecto invernadero y que será votado por los legisladores estadounidenses a finales de mayo.

En una carta enviada al Congreso, UAW dice que apoya el proyecto de ley especialmente en lo referido a las ayudas que el sector del automóvil recibirá "para producir vehículos de tecnología avanzada y sus componentes claves, incluidos los eléctricos recargables".

UAW dijo que las medidas de ayuda económica al sector contenidas en el proyecto de ley ayudarán a acelerar la producción de vehículos con reducido consumo y emisiones y asegurarán que estos vehículos "son producidos en Estados Unidos, proporcionando empleos para los trabajadores estadounidenses".