S&P mantiene las calificaciones de riesgo de México pero con perspectiva negativa

  • Nueva York, 11 may (EFE).- La agencia Standard & Poor's (S&P) decidió hoy mantener las calificaciones de riesgo que otorga a la deuda soberana de México, pero modificó la perspectiva de "estable" a "negativa".

S&P mantiene las calificaciones de riesgo de México pero con perspectiva negativa

S&P mantiene las calificaciones de riesgo de México pero con perspectiva negativa

Nueva York, 11 may (EFE).- La agencia Standard & Poor's (S&P) decidió hoy mantener las calificaciones de riesgo que otorga a la deuda soberana de México, pero modificó la perspectiva de "estable" a "negativa".

La analista Lisa Schineller explicó en un comunicado de prensa que la revisión del panorama de calificación refleja "la valoración" de la agencia "del deterioro en su situación fiscal y externa".

A ello se une la perspectiva de que el Gobierno "puede que no aborde de forma adecuada una falta de flexibilidad en su política fiscal" después de las elecciones legislativas de este año.

S&P mantuvo en "BBB+/A-2" la calificación de la deuda soberana en moneda extranjera a largo y corto plazo, en tanto que corroboró las de "A+/A-1" para las emisiones en moneda local de largo y corto plazo.

La agencia calificadora estadounidense prevé que la situación fiscal de México "se deteriorará este año y el próximo, al igual que en otros países".

Sin embargo, considera que el empeoramiento de las finanzas públicas en México pone de manifiesto la vulnerabilidad subyacente de su estructura fiscal, incluida la dependencia presupuestaria de los ingresos del petróleo, entre otros aspectos.

Para el periodo 2009-2010, S&P prevé que las necesidades de endeudamiento del sector público pueden acercarse al 4% del Producto Interior Bruto (PIB), con lo que la deuda neta ascendería a entre el 43% y el 44% del PIB.

También pronostica que la economía mexicana se contraerá un 5,5% este año y avanzará un 1% el próximo.

Además, señala que contener el deterioro fiscal asociado a la tendencia de la economía implica controlar el gasto a finales de 2009 y en 2010 recurrir a los fondos de estabilización del petróleo, que representan menos del 2% del PIB, y depender de otro tipo de ingresos.

Asimismo, considera que la deuda externa de México alcanzará más del 40% de la balanza por cuenta corriente el próximo año.

"Podríamos bajar las calificaciones si el Gobierno no aborda los factores que limitan su margen de maniobra fiscal más adelante en este año", señala S&P.

Al respecto, agrega que una tensión adicional en la situación financiera externa de México, como la que podrían generar problemas provenientes del sector empresarial o bancario, puede presionar las calificaciones a la baja.

Hace dos semanas, S&P dijo que las preocupaciones en torno al brote de gripe A en México no iban a tener un impacto inmediato sobre las calificaciones de su deuda soberana ni sobre las de empresas, instituciones financieras, gobiernos municipales y estatales u otras entidades del país.