Sri Lanka dice haber derrotado a los Tigres Tamiles

COLOMBO (Reuters) - El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, considera que los Tigres Tamiles han sido derrotados militarmente y que el Ejército está tomando el control de toda la línea costera por primera vez en una guerra de 25 años.

Rajapaksa, en una visita a Jordania, dijo que regresaría a Sri Lanka el domingo "como líder de una nación que derrotó al terrorismo".

Rajapaksa hizo estas declaraciones el sábado después de que las tropas controlaran toda la costa de la isla del océano Indico por primera vez desde que el conflicto estalló en 1983, eliminando la última esperanza de los Tigres de escapar de un avance militar que apunta a acabar con la resistencia separatista.

Las informaciones de inteligencia indicaron que el líder fundador de los Tigres para la Liberación de la Tierra Tamil (TLTT), Vellupillai Prabhakaran, y otros jefes insurgentes estaban rodeados por los soldados en un territorio de apenas un kilómetro cuadrado ubicado cerca de la costa nororiental.

La derrota de los TLTT se preveía desde hace meses, y la única pregunta que queda por responder es el destino de las decenas de miles de personas que, según las Naciones Unidas, retienen los Tigres para usarlos como escudos humanos.

Las explosiones sacudían el campo de batalla mientras los TLTT hacían explotar sus depósitos de municiones, dijo el Ejército.

"Mi Gobierno, con el compromiso total de nuestras fuerzas armadas y en una operación humanitaria sin precedentes, finalmente ha derrotado a los TLTT militarmente", dijo Rajapaksa a una reunión de 11 naciones en desarrollo en Jordania.

Un responsable de la presidencia que se negó a ser nombrado dijo que los comentarios de Rajapaksa no eran una declaración oficial de victoria, ya que iba a aguardar a hacerla en un discurso transmitido por televisión tras su regreso al país.

Alrededor de 11.900 personas huyeron de las áreas rebeldes el sábado, aumentando a 25.000 el total de civiles desplazados desde el jueves, dijo el portavoz militar, brigadier Udaya Nanayakkara.

Los TLTT dijeron que una derrota sólo daría como resultado una nueva fase de la guerra moderna más larga de Asia.

"La idea de Colombo, para poner fin a la guerra en 48 horas mediante una matanza de civiles, nunca resolverá un conflicto de décadas", dijo S. Pathmanathan, miembro de los Tigres, según fue citado por la página en Internet prorebeldes www.TamilNet.com.

La Cruz Roja señaló que la situación de los civiles es una "catástrofe humanitaria inimaginable" debido a la falta de alimentos, agua y atención médica en la zona de conflicto, donde Naciones Unidas estima que hay entre 30.000 y 80.000 personas inocentes.