Todos los centros del Sacyl de León capital tendrán instalado el sistema automático de cita previa el 3 de junio

LEON, 22 (EUROPA PRESS)

Todos los centros del Sacyl de León capital tendrán instalado el sistema automático de cita previa el próximo día 3 de junio, un proyecto cuyo objetivo es mejorar la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios sanitarios, ya que funciona las 24 horas durante los 365 días del año.

Así lo manifestó hoy el gerente del Sacyl, Carlos Díez de Baldeón, quien precisó que el próximo día 27 el sistema comenzará a funcionar en los centros de la Condesa, el Crucero y Eras de Renueva, mientras que las dependencias sanitarias de Armunia, José Aguado I, José Aguado II y Pinilla contarán con el servicio desde el día 3 de junio.

En este sentido, precisó que el sistema automático de cita previa permite al usuario tramitar más de una consulta para más de un usuario en la misma llamada y subrayó que ninguna de las llamadas efectuadas se quedará sin respuesta ya que, si surgen problemas con el sistema automático, se derivará la llamada al operador del centro de salud correspondiente o a la central de Tabara.

Además, anunció que, según las previsiones, después del verano otras zonas de la provincia de León contarán con este sistema, concretamente, los centros asistenciales de La Bañeza y Astorga.

Por otra parte, recordó que el sistema automático de cita previa funciona desde hace seis meses en el centro de salud de La Palomera, donde un 64 por ciento de las citas se resuelve mediante este procedimiento, frente a un 12 por ciento de las llamadas que pasa al operador del centro asistencial y otro 12 por ciento que se desvía a la central de Tabara.

Para facilitar el aprendizaje de utilización se repartirán dípticos a la población desde los propios centros asistenciales y se impartirá formación para aquellas personas que lo precisen.

RECONOCIMIENTO INTELIGENTE DE VOZ

El sistema telefónico automático de cita previa utiliza un método 'call center', de manera que el usuario llama a su centro de salud y la conexión se desvía al sistema de reconocimiento inteligente de voz (IVR), que completará el proceso de cita mediante su inserción directa en la agenda solicitada.

Así, cuando el usuario llama al centro de salud correspondiente, en lugar de una persona le responde un contestador automático que le ofrece la posibilidad de elegir una cita, tanto de médico como de enfermera.

Si se produjeran dificultades para conseguir entenderse y el usuario realizara la llamada dentro del horario de funcionamiento del centro, después de una serie de intentos fallidos le atiende un operador o un profesional administrativo.