Tony Blair afirma que no se arrepiente de las cuatro guerras en las que participó

  • Estoril (Portugal), 8 may (EFE).- El ex primer ministro británico y actual enviado del Cuarteto a Oriente Medio, Tony Blair, aseguró hoy que no se arrepiente de las cuatro guerras -Afganistán, Irak y los Balcanes- en las que participó durante su mandato.

Estoril (Portugal), 8 may (EFE).- El ex primer ministro británico y actual enviado del Cuarteto a Oriente Medio, Tony Blair, aseguró hoy que no se arrepiente de las cuatro guerras -Afganistán, Irak y los Balcanes- en las que participó durante su mandato.

"Me puedo arrepentir de muchas cosas, pero de lo que no me arrepiento es de las cuatro guerras en las que participé" dijo Blair durante su intervención en un ciclo de conferencias que se celebra en la localidad lusa de Estoril sobre la globalización.

El laborista británico explicó que antes de su participación en los conflictos, "los regímenes de esos países provocaron miles de muertos y ningún gobierno hizo nada por impedirlo".

Blair evitó contestar a una pregunta del presentador del acto, Nuno Rogeira, sobre si habría participado en la guerra de Irak en el caso de que el presidente de los Estados Unidos en aquel momento hubiese sido Barack Obama y no George Bush.

"No hay una única perspectiva con respecto a Irak", destacó Blair quien añadió que "la política de los años ochenta de armar a los iraquíes no puede aplicarse al mundo actual".

El ex primer ministro aclaró que la democracia "no es una ideología exclusivamente occidental", sino que está enraizada en "el espíritu humano", por lo que defendió su exportación a otros países con regímenes políticos "inestables".

Con respecto a la situación en Africa, Blair lamentó que no se pudieran solucionar durante su mandato los conflictos de Sudán y Zimbabwe.

"Quisimos ayudar pero no pudimos porque si un régimen crea una situación en la que las personas se vuelven sumisas, es difícil actuar", justificó el ex mandatario para quien "tan importante como la lucha contra el SIDA en Africa, es conseguir que sus habitantes tengan un gobierno democrático".

El político citó siete desafíos a los que el mundo globalizado se enfrentará en los próximos años relativos a la búsqueda de nuevas alianzas entre estados, la creación de una agenda política común, el diálogo con Oriente Medio, la economía y el cambio climático.

Blair defendió las posibilidades de la globalización para crear una alianza "basada en la justicia" y advirtió que no ha de ser vista como una amenaza.

"Aunque haya gente a la que no le guste, la globalización acerca a los pueblos de diferente raza, cultura y religión y nos permitirá luchar juntos contra los problemas", aseguró el enviado del Cuarteto de Madrid, integrado por EEUU, Rusia, la ONU y la UE, para dialogar en el conflicto palestino-israelí.

Sobre esta cuestión destacó que es necesario demostrar al mundo islámico que Occidente "es imparcial y justo", para poder garantizar a Palestina e Israel los mismos valores.

Blair dijo estar dispuesto a dialogar con Hamás porque "la negociación política es la única vía para conseguir la paz" y añadió que lo realmente importante en el conflicto "es aceptar a los líderes de ambos bandos así como la creación de un estado palestino independiente y el mantenimiento de un estado israelí seguro".

Otro de los desafíos a los que según él se enfrenta el mundo global es el fundamentalismo, que Blair definió como "una reacción a la globalización aferrada a la fe" y del que "no hay que subestimar su capacidad de movilizar a las personas".

Blair quiso desterrar la idea que asocia fundamentalismo con Islam y argumentó que todas las religiones pueden seguir esta tendencia pero "no van a separar al mundo globalizado".

La búsqueda de nuevas alianzas entre países y la participación de naciones emergentes, como China, Indonesia, India o Brasil, en la toma de decisiones internacionales es para él otro de los retos a los que se enfrenta la globalización.

"Si este proceso global continua, se necesitan soluciones globales que requieren a su vez alianzas globales y esto no es posible si siguen vigentes viejas políticas de alianzas", explicó.

Por último Blair se mostró optimista sobre la crisis económica y pronosticó que de ella nacerá un "nuevo sistema financiero".

En el ciclo de "Conferencias de Estoril" participan también esta semana, entre otras personalidades, los ex gobernantes José María Aznar, de España; Fernando Henrique Cardoso, de Brasil; y Mary Robinson, de Irlanda.