Txapote se enfrenta a otros 38 años cárcel por el intento de asesinato de una concejal del PP

  • Madrid, 4 may (EFE).- El ex dirigente etarra Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", se enfrenta hoy en la Audiencia Nacional a otros 38 años de cárcel en el juicio por el intento de asesinato de la concejal del PP en San Sebastián Elena Azpiroz en 1997, en un atentado en el que resultó herido grave su escolta, José María Lobato.

Txapote se enfrenta a otros 38 años cárcel por el intento de asesinato de una concejal del PP

Txapote se enfrenta a otros 38 años cárcel por el intento de asesinato de una concejal del PP

Madrid, 4 may (EFE).- El ex dirigente etarra Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", se enfrenta hoy en la Audiencia Nacional a otros 38 años de cárcel en el juicio por el intento de asesinato de la concejal del PP en San Sebastián Elena Azpiroz en 1997, en un atentado en el que resultó herido grave su escolta, José María Lobato.

El fiscal, en su escrito de conclusiones provisionales, considera que "Txapote", dirigente del aparato militar de ETA hasta su detención en Francia en febrero de 2001, formaba parte del "comando Donosti" cuando éste decidió asesinar a la concejal del Ayuntamiento de San Sebastián Elena Azpiroz.

En un principio, los terroristas lo intentaron colocando un explosivo en la maleta de una motocicleta estacionada a la salida del domicilio de la edil, pero como las pruebas realizadas con el explosivo no dieron el "resultado apetecido" decidieron cambiar de "modus operandi".

Decidieron entonces que un miembro del comando dispararía con un rifle de mira telescópica contra la concejal del PP en el momento en el que ésta saliera de su domicilio.

El etarra encargado de disparar era Jose Luis Geresta, que se suicidó el 20 de marzo de 1999, mientras que Franscisco Javier García Gaztelu y Sebastián Lasa Mendiaraz - condenado por estos hechos a 23 años de prisión- le prestarían cobertura.

Para ejecutar su plan, el 5 de diciembre de 1997, los tres terroristas se trasladaron hasta el domicilio familiar de Elena Azpiroz, en un vehículo robado que estacionaron en las cercanías.

Sin embargo, no consiguieron su objetivo porque la concejal vio desde su ventana a alguien que le infundió sospechas y alertó a su escolta, José María Lobato, quien se acercó al vehículo de los etarras.

Tras sobrepasar el coche, Lobato se volvió al escuchar un ruido y en ese momento uno de los terroristas le disparó con una escopeta semiautomática, causándole heridas graves que le supusieron la pérdida de visión en el ojo izquierdo.

Los etarras huyeron rápidamente del lugar de los hechos, dejando abandonado el turismo con un artilugio explosivo en su interior, que contenía tres kilos de cloratita y amosal, y que al hacer explosión destruyó completamente el vehículo y causó importantes daños en varias viviendas, establecimientos y vehículos estacionados en la zona.

Durante el juicio que se celebra hoy en la Audiencia Nacional, el fiscal pedirá para "Txapote" 38 años de cárcel por dos delitos de asesinato en grado de tentativa, además de transporte y colocación de artefactos explosivos.

Además de la pena de cárcel y una multa de 60 euros diarios durante 24 meses por un delito continuado de daños terroristas, el Ministerio Público pide que se imponga al procesado la prohibición de residir en el lugar donde vivan las víctimas del delito durante cinco años.

"Txapote", que el pasado mes de diciembre fue entregado por Francia definitivamente para afrontar los procedimientos penales que tiene pendientes, ya ha sido condenado a penas que suman casi los 300 años de cárcel por los asesinatos del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, el socialista Fernando Múgica y el también concejal del PP Gregorio Ordóñez, entre otros.

En la última sentencia contra "Txapote", la Audiencia Nacional le condenó el pasado mes de enero a 30 años de prisión por ordenar el asesinato del periodista Jose Luis López de la Calle.

Por otra parte, la Audiencia Nacional juzgará el martes por un delito de enaltecimiento del terrorismo al ex miembro del "comando Vizcaya" Jon Urretavizcaya, ya condenado por su pertenencia a ETA.

El fiscal pedirá dos años de prisión para Urretavizcaya, a quien se le permitió asistir al funeral de su padre en Elorrio (Vizcaya) y mientras era trasladado en el vehículo policial grito "Gora ETA" a los congregados en la puerta de la Iglesia, al tiempo que levantaba las manos en señal de triunfo.