Un submarino francés busca las cajas negras del vuelo AF 447

PARIS (Reuters) - Un submarino francés con un avanzado equipo de sonar inició el miércoles la búsqueda de los registros de vuelo del avión de Air France que cayó al océano Atlántico la semana pasada, dijeron las fuerzas armadas francesas.

El submarino de propulsión nuclear Emeraude fue enviado a la zona para ayudar a recuperar las cajas negras del Airbus 330-200, que podrían contener pistas que expliquen el desastre y que se cree yacen en el lecho marino.

Los investigadores se enfrentan a una larga búsqueda de pistas sobre qué ocurrió cuando el Airbus A330 desapareció en un vuelo de Río de Janeiro hacia París causando la muerte a las 228 personas a bordo, dijo el portavoz del estado mayor de las fuerzas armadas francesas Christophe Prazuck.

"Hasta ahora, el período de búsqueda de víctimas y restos ha sido del orden de días o una semana. Aquí, al menos, va ser del orden de semanas o meses", dijo el oficial a la televisión LCI.

Se cree que el vuelo de Air France tuvo problemas cuando se enfrentó a una tormenta a medio camino sobre el océano Atlántico, que además de la posibilidad de errores con los sensores de velocidad se han convertido en el centro de la investigación.

Pero no se han descartado otras causas y el miércoles, la página de Internet del periódico francés L'Express dijo que dos nombres potencialmente sospechosos habían sido identificados en la lista de pasajeros por los servicios de inteligencia franceses.

Dijo que se trata de nombres "correspondientes a personas conocidas por su vinculación con el terrorismo islamista", pero un portavoz de las fuerzas armadas francesas no pudo confirmar la información.

Las autoridades no han visto adjudicaciones creíbles de responsabilidad y han dicho que es poco probable que el accidente haya sido causado por un ataque, aunque no lo han excluido por completo.

BUSQUEDA

En la zona de búsqueda, donde se han recuperado trozos dispersos de restos del avión incluida una gran parte de la cola de la nave, varias embarcaciones intentan inspeccionar una rugosa zona del fondo marino, a miles de metros bajo la superficie.

Prazuck dijo que la localización de las cajas negras de un Boeing 737 que se estrelló en 2004 en Sharm el Sheij, en Egipto, tardó dos semanas, pese a unas condiciones meteorológicas más favorables.

"Ese aparato se estrelló muy cerca de la costa, no había duda de dónde había ocurrido el accidente y se tardó 15 días en recuperar la caja negra", dijo Prazuck. "Aquí el accidente ocurrió a 1.000 kilómetros de la costa. La situación es muy compleja", indicó.

Añadió que el Emeraude estaba inspeccionando una zona de 36 kilómetros cuadrados y que la zona de búsqueda se cambiará cada día.

Los equipos militares de búsqueda brasileños, apoyados por franceses, han recuperado 41 cadáveres del mar y trasladado algunos a la isla Fernando de Noronha para una primera revisión y envío a la ciudad de Recife, en el noreste de Brasil, desde donde se coordinan las operaciones de búsqueda.

El avión envió 24 mensajes automáticos minutos antes de perderse todo contacto, detallando una rápida serie de fallos en los sistemas.

Los sensores de velocidad que calibran lo rápido que vuela un aparato se han convertido en el centro de la investigación, después de algunos de los mensajes mostraran que proporcionaron datos inconsistentes a los pilotos.