Un total de ocho alumnos participan en el Taller de Empleo de Albañilería de Villafranca de los Caballeros (Toledo)

TOLEDO, 10 (EUROPA PRESS) El delegado de la Junta en Toledo, Fernando Mora, y el delegado provincial de Trabajo y Empleo, Pedro Antonio López, han clausurado en la localidad toledana de Villafranca de los Caballeros el taller de empleo dedicado a la albañilería que se ha desarrollado en el municipio y en el que han participado un total de 8 alumnos y alumnas. El salón de plenos del Ayuntamiento de Villafranca de los caballeros albergó ayer este acto en el que también participó el alcalde del municipio, Antonio Galán, y los participantes en el taller y sus familiares, así como de los monitores y profesores que les han acompañado en esta actividad, informó en nota de prensa la Junta. Durante el acto de clausura, en el que se entregaron los diplomas acreditativos a los asistentes al taller, el delegado provincial de Trabajo y Empleo quiso poner en valor la alta participación femenina este taller dedicado a la albañilería, ya que de los ocho alumnos siete han sido mujeres. López lamentó que la el sector de la construcción estén tan afectado por la crisis actual que afecta a todos los países. Mora y López felicitaron a los alumnos y alumnas por su participación en el taller de empleo y les agradecieron los trabajos que en el desarrollo del mismo han realizado en la localidad de Villafranca. El Ayuntamiento de Villafranca de los Caballeros ha sido la entidad promotora de este taller de empleo que ha contado con una subvención de la Consejería de Trabajo y Empleo de 161.532 euros. El taller, que comenzó su andadura en diciembre de 2007, ha contado, además de la formación teórica y práctica, con conocimientos complementarios en prevención de riesgos laborales, sensibilización ambiental, alfabetización informática, igualdad de oportunidades, orientación laboral y ESO. Las actuaciones que los ocho participantes han desarrollado en el municipio se han localizado en diversos puntos como en la plaza de España, donde han adecentado el murete perimetral de la plaza, de una longitud total de 130 metros, sustituyendo las piezas de remate de dicho muro de aglomerado granítico pulido de color gris y de cinco centímetros de espesor. También se revocó totalmente la parte baja de dicho murete. Otra de las intervenciones acometidas ha sido en las piscinas municipales, en la que se ha sustituido el vallado metálico que cerraba el recinto de las mismas por un muro de un pie de ladrillo alternado con celosías de hormigón de lamas horizontales. Así mismo, procedieron a la remodelación de la plaza del centro de salud, que ha consistido en la sustitución del adoquinado y las superficies vegetales existentes, ambos en mal estado, por un nuevo pavimento y una zona de juegos infantiles, para la que fue necesario instalar una superficie de caucho reciclado de 40 milímetros de espesor. También se instalaron nuevas farolas y un banco corrido perimetral de bloques de hormigón, enfoscado y pintado, con asiento de madera de teca.