Una muestra de Sarasate incorpora la partitura original de una pieza desconocida

  • Pamplona, 30 abr (EFE).- La exposición que sobre el compositor y violinista pamplonés Pablo Sarasate alberga el Palacio del Condestable cuenta desde hoy con una pieza nueva, la partitura original y desconocida de "Los pájaros de Chile", adquirida por el Gobierno foral y entregada en depósito al consistorio pamplonés.

Una muestra de Sarasate incorpora la partitura original de una pieza desconocida

Una muestra de Sarasate incorpora la partitura original de una pieza desconocida

Pamplona, 30 abr (EFE).- La exposición que sobre el compositor y violinista pamplonés Pablo Sarasate alberga el Palacio del Condestable cuenta desde hoy con una pieza nueva, la partitura original y desconocida de "Los pájaros de Chile", adquirida por el Gobierno foral y entregada en depósito al consistorio pamplonés.

El acto oficial de entrega ha tenido lugar hoy en el propio Palacio del Condestable, donde el consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas, ha puesto en manos de la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, la partitura manuscrita, fechada en 1871, y adquirida por el Gobierno foral en México por 15.000 euros.

La pieza consta de 14 páginas de la composición "Los pájaros de Chile" y de cinco más, presumiblemente un arreglo para piano, que se presenta manuscrita sobre pentagramas a tinta café o sepia, y con anotaciones al margen en casi todas las hojas.

La obra, cuyo título menciona que es para violín, fue estrenada en el Teatro Odeón de la ciudad chilena de Valparaíso con la presencia del presidente de la República, José Joaquín Pérez, a beneficio de las víctimas de la guerra Franco Prusiana de 1870, aunque posteriormente la pieza cayó en el olvido, como refleja el hecho de que no esté catalogada.

El manuscrito fue conservado por un aficionado y le llegó a la hasta ahora propietaria, Carmen Vega, por herencia materna, dentro de un menaje de casa en el que se encontraban pinturas, muebles y otros objetos.

Según la información del Ejecutivo foral, al parecer, la familia de Vega la consiguió por parte de su bisabuelo, almirante de la Armada de Chile y que tuvo importantes relaciones políticas y profesionales, incluyendo el salvamento de un barco ruso en el Estrecho de Magallanes, debido al cual el último Zar de Rusia le otorgó diversos reconocimientos.

En todo caso, la partitura permaneció guardada por lo menos 80 años en baúles de viajes hasta que la descubrió su última dueña junto a antigüedades y documentos manuscritos de su bisabuelo.

Tras su compra, el departamento de Cultura y Turismo ha digitalizado la partitura y se ha enviado una copia al Instituto Complutense de Ciencias Musicales para incluirla en el catálogo de la obra completa de Sarasate, que va a editar este organismo e colaboración con el Gobierno de Navarra.

Además, se va a realizar una edición facsímil de la partitura que incluirá un CD con la pieza "Los pájaros de Chile", interpretada por el violinista Ara Malikian, ganador del Concurso Internacional de Violín Pablo Sarasate en 1995.

Así lo ha señalado en el acto el consejero Corpas, quien ha calificado la pieza como "una edición muy curiosa de época" y ha considerado que "el mejor sitio donde debe estar es aquí", "después de una vida ajetreada".

Ahora "es la ocasión de exhibirla, de conocerla y de que, con la edición que haremos, de que los músicos navarros y no navarros puedan completar su repertorio, ejecutarla y ofrecerla al público", ha deseado Corpas.

Por su parte, Yolanda Barcina ha agradecido al Ejecutivo foral la cesión al consistorio de la pieza de Sarasate, "una de las personas que más legado han dejado a nuestra ciudad a través de la música", parte del cual se exhibe desde hace meses en el Palacio del Condestable, del siglo XVI.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas, el jefe de Sección de Programas Artísticos del departamento de Cultura del Gobierno foral, Iñaki Gordejuela, ha relatado los pasos dados para acreditar la autenticidad de la partitura, certificada por expertos de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto Complutense de Ciencias musicales.

También se acreditó la posesión legal de la partitura por parte de la mexicana Carmen Vega, quien la heredó de sus familiares entre diversos artículos guardados en un baúl los últimos 80 años, de forma que finalmente el Gobierno foral llegó a un acuerdo y pactó "un precio lógico" de 15.000 euros.

Gordejuela ha reconocido que el valor monetario de una pieza así es "subjetivo", si bien ha considerado que "cualquier obra de Sarasate tiene un valor considerable", dado que fue un compositor con poca producción (algo más de 50 obras, la mitad de ellas desconocidas) y sobre todo "porque desde el punto de vista musicológico Sarasate fue un adelantado a su tiempo".

"Él reescribió una manera nueva de tocar el violín y de componer para violín" de forma que "las partituras tienen su valor", ha incidido el experto.