Varios prejubilados queman una barricada en el tercer día de encierro

  • Gijón, 8 may (EFE).- Trabajadores prejubilados de Naval Gijón han quemado hoy una barricada de neumáticos en una de las vías de acceso al astillero, en el que se encerraron el pasado miércoles en demanda de garantías ante el cierre de la empresa, previsto para el último día de este mes.

Varios prejubilados queman una barricada en el tercer día de encierro

Varios prejubilados queman una barricada en el tercer día de encierro

Etiquetas

Gijón, 8 may (EFE).- Trabajadores prejubilados de Naval Gijón han quemado hoy una barricada de neumáticos en una de las vías de acceso al astillero, en el que se encerraron el pasado miércoles en demanda de garantías ante el cierre de la empresa, previsto para el último día de este mes.

Por tercer día consecutivo, un grupo de medio centenar de prejubilados mantiene el control de dos de las cuatro grúas de la planta, cuyas calles aledañas están cortadas con barricadas de contenedores de basura y chatarra pesada, y tiene la intención de permanecer en esa actitud hasta que sean respondidas sus demandas.

Los prejubilados piden que el ente Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión (Pymar), que gestiona el astillero, garantice por escrito que va a cumplir el pago de haberes y prestaciones, una vez que sea disuelta la firma Naval Gijón, cuyo cierre ha sido acordado con los sindicatos mayoritarios con fecha del 31 de mayo próximo.

La dirección de la compañía ha declarado ayer un cierre patronal, que ha sido considerado "ilegal" por la Corriente Sindical de Izquierda (CSI) y por los encerrados que han alegado que su protesta "no interfiere" en el desarrollo de los cursillos de capacitación de la plantilla ni en las actividades de la administración.

Naval Gijón tiene paralizada la producción desde la entrega del último buque construido y los 42 trabajadores de plantilla que no han sido incluidos en el expediente de regulación de empleo que posibilitó el acuerdo de cierre realizan cursos de capacitación.

La CSI ha denunciado en un comunicado "irregularidades" en la tramitación y ejecución de algunos de los expedientes de regulación de empleo que se han aplicado en Naval Gijón desde 1998 y el "incumplimiento de sentencias judiciales".

El sindicato, que se opuso al acuerdo de cierre, ha denunciado además que la empresa "continua con la oposición" a reincorporar en su puesto de trabajo al secretario general de esa organización, Juan Manuel Martínez Morala, cuyo despido fue declarado nulo por una sentencia firme del Tribunal Supremo.

La organización sindical ha manifestado que las "irregularidades" se refieren a los expedientes 98/98, 99/2003, 42/2005, 2008-136, y exige "garantías" en las prestaciones sociales.