Villar Mir entra en China con proyectos por un total de 2.400 millones de euros

OHL prevé crecer en 2009 pese a la crisis gracias a su actividad exterior y de concesiones

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Villar Mir ha desembarcado en China con proyectos para distintas compañías del grupo empresarial que, en conjunto, suman una inversión total de 2.400 millones de euros, anunció hoy su presidente, Juan Miguel Villar Mir.

Se trata de la construcción por parte de Ferroatlántica de la mayor fábrica de producción de metal silíceo de mundo por 1.000 millones de euros y la previsible adjudicación de una autopista por otros 1.400 millones.

Los dos proyectos se localizan en la provincia de Sichuán. La planta conlleva además la construcción de cuatro presas para alimentarla de la energía necesaria.

En cuanto a la autopista, unirá la capital de la provincia, Chengdú, con los puertos fluviales del río Yangtsé. Por el momento, el Gobierno de esta provincia china ha encargado la realización de los preceptivos estudios previos a la construcción de la vía a OHL, que figura como adjudicatario preferente del proyecto, en caso de que finalmente lo considere viable.

OHL estudia y desarrolla estos proyectos en tanto negocia la adquisición, "probablemente en 2009", de una nueva empresa constructora en Estados Unidos, mercado que considera estratégico y en el que ya tiene tres empresas en el Estado de Florida.

La compañía mantiene así la apuesta por la internacionalización que viene desarrollando en los últimos años, fundamentalmente en las áreas de construcción y concesiones.

CRECIMIENTO EN 2009 PESE A CRISIS.

En la rueda de prensa previa a la junta general de accionistas de OHL, su presidente avanzó que precisamente los crecimientos esperados en estas dos divisiones permitirán que el grupo cierre "un año tan difícil para la economía como será 2009" con crecimientos en ventas, beneficio bruto de explotación (Ebitda) y beneficio neto.

Todo ello aunque espera que caigan sus ingresos en el mercado de construcción doméstico, pese a que sólo se dedica a obras de infraestructuras y edificación no residencial, y que "tenderá a cero" su ya escasa actividad de construcción de viviendas. De hecho, avanzó que 2009 será el primer año en que OHL gane más con su negocio de construcción internacional que con el nacional.

SIN VENCIMIENTOS DE DEUDA HASTA 2012.

Villar Mir 'presumió' además de la favorable situación financiera con que cuenta OHL, gracias a la "prudencia" que mantiene en este sentido. La compañía cerró 2008 con una deuda de 2.755 millones de euros y liquidez por alrededor de 1.100 millones.

Así, garantizó que OHL, "sin tener que vender nada y sin tener que refinanciar", no afronta vencimientos de deuda hasta 2012 y cuenta con recursos suficientes para afrontar los futuros proyectos y posibles adquisiciones.

Por ello, apostó por mantener la "disciplina" financiera mantenida hasta ahora. "Los accionistas que busquen aventuras financieras, que no inviertan en OHL", advirtió Villar Mir.