Vivir en ciudades aumenta el riesgo de cáncer avanzado

Etiquetas

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las personas que viven en áreas urbanas son más propensas a desarrollar cáncer en una fase avanzada que las que viven en áreas suburbanas y rurales, según un estudio de las universidades de Illinois y el Estado de Louisiana en Estados Unidos. Los resultados del estudio, que se publican en la revista 'CANCER', indican la necesidad de programas de detección del cáncer más eficaces en las ciudades.

Las investigaciones muestran que ciertos grupos de población, como aquellos con bajos ingresos económicos, son más propensos al diagnóstico del cáncer en fases avanzadas. Algunos estudios también han descubierto que la geografía puede afectar al momento en el que se diagnostica la enfermedad.

Los científicos, dirigidos por Sara L. McLafferty y Fahui Wang, analizaron datos del registro estatal del cáncer de Illinois entre 1998 y 2002. Los autores evaluaron diagnósticos de cáncer en fase avanzada en los cuatro tipos más importantes: de mama, colorrectal, pulmonar y de próstata.

Los resultados mostraron que el riesgo de estos cánceres era mayor en el área más urbanizada de Chicago y que disminuía a medida que las áreas se volvían más rurales. Sin embargo, en la mayoría de áreas rurales aisladas el riesgo también era alto. Los riesgos eran considerablemente bajos entre los pacientes que vivían en grandes ciudades de áreas rurales.

En el caso de los cánceres colorrectal, de próstata y mama las diferencias se basaban principalmente en la edad y raza de los individuos de varias áreas geográficas. Las áreas de alta concentración de poblaciones vulnerables y con desventajas económicas en Chicago y sus suburbios proporcionaban tasas elevadas de diagnóstico en fase avanzada.

En contraste, las menores tasas de diagnóstico del cáncer en fase avanzada en las áreas rurales reflejaban una mayor presencia de pacientes mayores que tienen un menor riesgo por sus visitas frecuentes al médico.

Según los investigadores, las diferencias en la edad y la raza no explicaban las disparidades geográficas observadas en el cáncer de pulmón, lo que indica que existen otros factores que intervienen en el diagnóstico en las áreas rurales y urbanas.

Los autores concluyen que su estudio descubrió una inversión de la opinión de que los riesgos de cáncer en fase avanzada son mayores para los residentes rurales.