Zidane coloca a Ribery, incluso por delante de Cristiano Ronaldo


El señor éste que salió de la nada parece estar dispuesto a volver al anonimato y ayer anunció que retira las demandas contra los avales necesarios para ser candidato a la presidencia del Real Madrid. Es decir, que saca al club de los juzgados, y se pone en marcha para conseguir él su propio aval.

Y como no parece que tenga un hada madrina capaz de ‘regalarle’ un aval a golpe de varita, lo más probable es que el día primero de junio Florentino Pérez sea presidente.

Hasta entonces, mucha más tranquilidad de la prevista para la candidatura cuasi única. Porque de todas las gestiones urgentes que podrían haber hecho falta para ir anunciando fichajes en campaña, ahora resulta que no hace falta nada de nada. Y eso tiene la gran ventaja de que no hay que pagar sin tino ni competir entre dos con dinero de uno solo (el Real Madrid), con lo que las operaciones van a ser un pelín más económicas.

Tiene el peligro, eso sí, de que las cosas se dilaten más de lo que toca. Porque visto el final del partido del domingo y la despedida del Bernabéu a la temporada, queda claro que hay muchísimo trabajo por hacer, y bastante prisa para que al equipo no le pille el toro.

Para empezar, seguimos a vueltas con el entrenador. Parece que Mourinho se aleja porque a una negativa sin demasiada importancia, y casi obligada éticamente, de la candidatura de Florentino, respondió el portugués con un desplante. No quiere ser el segundo plato de nadie… y ahora toca adivinar quién es el primero.

Los ojos se vuelven a Wenger, pero tímidamente. Y como ayer no tocaba insistir en los de todos los días, otra vez salen a la palestra el favorito de Valdano, que es Pellegrini, el de Zidane, que dicen que es Laurent Blanc, y el recomendado del presidente del Getafe, que es Michael Laudrup.

Pero el nombre del momento en el Madrid es Ribery. Más cuando es Zidane quien dice que “lo prefiero antes que a Cristiano Ronaldo”. Incluso en Alemania daban detalles y aseguraban que la operación de Ribery se pagará con el traspaso de Sneijder más unos veinte millones.

Desde luego, mucho menos de lo que costaría Cristiano Ronaldo, quien, como para respaldar y completar la historia, declaraba ayer a News of the World: “Manchester es mi casa ahora. Pese a que la gente hablará mucho sobre mí y mi futuro, mi corazón está aquí y aquí es donde quiero jugar”.

Lástima que en la misma entrevista diga unas cosas tan bonitas de Ferguson, que cueste creerlas. Y si usted hace un poco de memoria y recuerda todos los líos que han tenido, a ver qué le parecen estas palabras: “Me ha ayudado a ser quien soy. Es el técnico que más sabe de fútbol del mundo. Aprendo de él cada día y sé que cada consejo que me da me hará mejor jugador. También es como un padre para mí. Le tengo el afecto que le tendría cualquier niño a su padre. Me da consejos que no son de fútbol y le escucho porque me hará mejor persona”. Bonito ¿eh? Pero no se sabe si hace las paces, o si es una despedida afectuosa.

Otro que se mantuvo en la actualidad de fichajes del Real Madrid fue Xabi Alonso, de quien ayer decía la edición digital del Daily Mail que está a punto de cerrar su traspaso por 20 millones, y que ya ha habido reunión entre su representante y el Liverpool.

La gran novedad del día, más por lo fuerte que sonó su nombre que porque sea nuevo, fue el valencianista Silva. De él se ha dicho que es el primer paso de la españolización madridista, y que el Valencia ya conoce las intenciones de Florentino.

Y finalmente, los últimos en meter baza ayer en la actualidad madridista fueron los periodistas turcos. El periódico ‘Milliyet’ asegura que Van Nistelroy jugará en el Galatasaray la próxima temporada. Que cumple 33 años en julio y que la candidatura de Florentino no lo quiere. Y es sólo el principio.