Primarias del PSOE (III). “Actitudes: “están locos estos socialistas” (Obélix)


  • Las primarias del PSOE no están siendo un buen ejemplo. (Lo digo con pena y rabia). A las bases más básicas se las lleva de aquí para allá.

  • Los candidatos de las Primarias del PSOE apenas se distinguen por sus propuestas calculadas, pero sí por sus “boutades”, por las formas que usan.

Susana Díaz reclama respeto entre todos los compañeros del PSOE porque los "adversarios están fuera"

Susana Díaz reclama respeto entre todos los compañeros del PSOE porque los "adversarios están fuera" CAMAS (SEVILLA) | EUROPA PRESS

Etiquetas

Conforme va llegando el día D, las actitudes de los candidatos son más incisivas y beligerantes. Por si fuera poco, las hordas fieles a cada uno de ellos se empecinan en subrayar diferencias entre los candidatos que pasarían desapercibidas si no fuera porque a la vez que se relatan las virtudes propias se censuran, con una mala leche y peor intención imponentes, los defectos del otro. Quien asista a esta disputa, sin que le asista a su vez un conocimiento suficiente de la evolución del PSOE a partir de la Transición, estará haciéndose cruces.

Todo partido de izquierdas ha de mostrarse dispuesto a debatir, y hacerlo con resolución y valentía. Pero de ahí a propinarse cuchilladas mortales va un abismo. En el PSOE está pasando algo parecido a lo que pretendió mostrar Goya en su cuadro “Duelo a garrotazos”. En él dos pueblerinos de aspecto humilde combaten con la única arma de una garrota cada cual. El lugar en que se pelean es un paraje inhóspito, en medio de cualquier páramo ibérico, y la vestimenta que portan es la misma que usaban en sus quehaceres diarios, es decir que se trata de una “riña” sobrevenida de una discusión, o improvisada. Algún intérprete de la obra de Goya ha afirmado que esta es la versión popular de los duelos de caballeros que se producían en aquella época, si bien los caballeros ponían reglas y protocolos a sus enfrentamientos para aumentar la solemnidad, y portaban armas que eran revisadas por los respectivos padrinos.

Traído al momento actual, en que también la derecha española, siempre más caballeresca que la izquierda, dirime diferencias importantes en su seno, cabe subrayar la diferencia entre los debates: la derecha desde su academicismo discreto e impostado, y la izquierda desde una intransigencia desnortada e inútil.

Los candidatos de las Primarias del PSOE apenas se distinguen por sus propuestas calculadas, pero sí por sus “boutades”, por las formas que usan para dirigirse a sus votantes y por los desaires que dirigen a sus “compañeros” contrincantes. ¿Acaso han dejado a un lado que pertenecen a la misma formación política, que deben someterse a los mismos Estatutos (que son los de su partido), y que les mueven los mismos principios ideológicos, socialistas? Lo primero que hemos de exigirles es que muestren, los tres al unísono, unas actitudes que estén basadas en los Estatutos del PSOE, que no vulneren sus normas de funcionamiento y que pongan en el frontispicio de sus intenciones las preservación de la Historia de este partido, el más antiguo de España, que tiene en su haber los logros más importantes y memorables en defensa de la Democracia y del Bienestar de los españoles.

Al mismo tiempo los tres candidatos deben un respeto sublime a los afiliados y militantes del PSOE. Dicho respeto no debe ceñirse a pronunciar frases absurdas ni obviedades como “los afiliados tienen la palabra” u otras consignas puramente testimoniales. Los líderes, cuando solo responden al orden de una clasificación, basta con que ocupen la primera posición. Pero cuando aspiran a ser líderes de un partido político, como grupo humano que es, no ha de bastarles con encabezar el listado de miembros, sino que deben guiar y dirigir el grupo arriesgando su liderazgo en cada decisión que propongan o tomen.

Las Primarias del PSOE no están siendo un buen ejemplo. (Lo digo con pena y rabia). A las bases más básicas se las lleva de aquí para allá, a escuchar las mismas cosas en diferentes lugares, intentando que la cantidad (número de asistentes) suplante a la calidad (discurso integrador). Por eso en esta mi Tercera entrega de “Primarias del PSOE” deseo subrayar la voluntad del candidato Patxi López de reconducir este “duelo a garrotazos” en que se han convertido las Primarias. Hay quien achaca la calidad de las propuestas de Patxi López a su posición en el “ranking”, pero yo prefiero valorarlas con rigor y discreción.

Patxi López lo ha advertido en, al menos, dos ocasiones: “Cuanto más nos peguemos, peor para el PSOE”, y “Si seguimos manteniendo la división seguiremos desangrándonos”, ha dicho en ambas ocasiones. A mí, con ánimo de quietar brusquedad y poner un toque se sarcasmo, se me ha ocurrido visualizar a Obélix contemplando la situación actual del PSOE con gesto de asombro, llevándose su mano regordeta a la frente: “¡Están locos estos socialistas!”.

Fdo JOSU MONTALBAN