TOR, Freenet, 12P… así son las redes en auge de la ‘Internet Oscura' que disparan el delito


La 'Darknet', un espacio encriptado que dispara el delito.

La 'Darknet', un espacio encriptado que dispara el delito.

La conocida como 'Internet Oscura' no solo es un nombre o apelativo de connotaciones negativas... Su significado de opaco, turbio y de 'profundo', en esta ocasión, provocan escozor de manera real a las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia mundiales que luchan contra los delitos informáticos, cuyos 'cultores' se multiplican en la Red.

Según el último Estudio Global de Drogas (Global Drug Survey), se ha disparado la tendencia creciente a adquirir drogas a nivel mundial, a través de la 'Darknet'. El 75% de las personas encuestadas por problemas de drogodependencia han admitido que habían comprado estupefacientes en EEUU mediante este método, en el último año.

Pero la 'Internet Oscura' va más allá de todo esto. Comprende el contenido que circula en redes encriptadas, que utilizan la World Wide Web para consolidar estructuras dedicadas a la pedofilia, trata de personas, al tráfico de armas y a las apuestas clandestinas de todo tipo de 'eventos' (incluidas riñas y tráfico ilegal de animales). CJDNS, TOR, Freenet, 12P son algunas de las más temidas.

Conversaciones cifradas permiten la comunicación de organizaciones terroristas, materiales de índole escatológica y hasta 'snuff' (la modalidad más dura y prohibida en la que se reproducen desde violaciones hasta asesinatos), la posibilidad de adquirir una granada, heroína o incluso un taser, un arma de descargas eléctricas, camuflado en forma de iPhone... todo puede ser posible con un simple click desde casa. Pero, ¿cómo y para qué se utiliza cada una? ¿Cuál es el mecanismo para evadir controles que emplean los hackers y usuarios del 'otro lado' de la Web?

Para empezar, obviamente, la 'Internet oscura' opera por debajo del radar de las autoridades. Los especialistas que investigan este complejo sistema encriptado lo tienen claro: sus artífices y usuarios utilizan la World Wide Web, pero para ''llegar a ellos" se requiere de programas o autorizaciones especiales de acceso.

Para determinar la característica de la red oscura, investigadores españoles acaban de recurrir a los datos del Internet Research Lab de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). A partir de estos datos se construyó un modelo que describe cómo se transmite la información en la red oscura con enrutamiento cebolla, una técnica que encapsula los mensajes en múltiples capas de cifrado. Este modelo permitió a los investigadores estudiar la respuesta de la red ante tres tipos de perturbaciones: ataques que tienen como objetivo nodos específicos de la red, fallos aleatorios de distintos nodos y cascadas de fallos que se propagan por la red.

Su red de nodos descentralizada la hace mucho más resistente a los ataques que el resto de Internet.

Tor, el 'Amazon' del mercado negro

Uno de los programas más conocidos es Tor (The Onion Router) que oculta la ubicación y la actividad de la persona que usa la red, según un exhaustivo estudio de la firma Comparitech.com. En el ámbito de Tor hay mercados específicos, equivalentes a los Amazon y los eBay del mundo corriente. "Es la manifestación digital del mercado negro y está en pleno florecimiento", dice el trabajo.

Sus conclusiones son escalofriantes. Lo que Tor ofrece no son cosas que simplemente se encuentran ni van a aparecer en una búsqueda de Google. No están indexadas por los motores de búsqueda y se necesitan programas específicos, autenticación y hasta una invitación para acceder. "Piensa en algún producto ilegal de lo que se te ocurra y lo encontrarás en Tor", sostiene la consultora especializada en temas informáticos.

¿Hasta dónde llega ese impresionante mercado paralelo de 'productos' y 'servicios' de todo tipo? Aunque tiene usos legítimos por parte de quienes desean o requieren proteger su identidad, un estudio del King's College de Londres dado a conocer el pasado año reveló que sus usos más comunes son criminales. 

Freenet, la darknet del 'vale todo'

Muchos pederastas han encontrado en los sitios más recónditos de Internet una falsa sensación de seguridad, y en esta darknet tienen espacio las personas que consumen pornografía infantil. Del nombre 'Freenet' (free quiere decir 'libre', en inglés) se desprende un 'vale todo' en la 'Internet profunda' que implica los más aberrantes delitos.

Lo saben bien las autoridades policiales de las fuerzas de élite, como el FBI. Esta fuerza utiliza las herramientas informáticas de última tecnología para combatir esta plataforma, que siempre 'muta' de servidores encriptados y complica la acción de los investigadores. ¿Cómo lo hacen? Incluyen la base de datos ICSE de Interpol, que utiliza un sofisticado software de comparación de fotografías y vídeos para establecer vínculos entre víctimas, abusadores y escenarios.

12P, la droga es el 'producto' estrella

El porcentaje de Internet que los buscadores como Google son capaces de mostrar es nimio, pero eso no se debe siempre a un deseo de delinquir, sino a que muchos protocolos electrónicos que funcionan de una forma que los rastreadores no están preparados para detectar. Allí anida parte del 'nicho' o hueco que los delincuentes utilizan para llevar a cabo sus delitos en la 'Darknet'.

Es el caso de la 12P, una de las páginas consolidadas de la 'Internet profunda'. En ella, para aumentar el anonimato, cada petición de un ordenador a una web, en vez de ir de manera directa -con lo que el receptor podría saber quién es el solicitante-, da tres saltos sucesivos, aleatorios y encriptados dentro de la propia red y, en cada uno, se le pone una nueva capa de piel de bloque virtual hasta llegar al destino, que luego es retirada en el camino de vuelta.

12P es utilizada de manera más frecuente por quienes desean adquirir sustancias estupefacientes a un clic. En el mercado negro, todo tipo de drogas a la venta son las auténticas estrellas de este submundo. De todas formas, cabe destacar que las darknet, si bien se especializan en determinados contenidos, contienen y dan lugar a todo. 12P, por ejemplo, se 'especializa' en tráfico de drogas, pero también comercializa armas a un ritmo cada vez más vertiginoso.

VP, el 'Virus de la Policía

El Área de Seguridad Lógica de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de España está entre los mejores especialistas mundiales contra la 'Internet profunda'. Todos recuerdan, por ejemplo, la detención de los creadores del temible Virus de la Policía, el ruso afincado en la Costa del Sol Alexander Krasnokutsky y su banda.

Estos delincuentes aprovechaban una vulnerabilidad de los ordenadores, los bloqueaban y pedían un rescate de 100 euros, camuflado como una multa por haber descargado pornografía infantil u otros delitos, que iban cambiando con el tiempo.

Se les pudo demostrar que blanqueaban un millón de euros al año. Durante 12 meses, los policías utilizaron una combinación de agentes encubiertos -hasta desde una prisión-, infiltraciones en foros de hackers, intervenciones telefónicas, rastreos de movimientos de dinero y vigilancias para lograr atrapar a los doce responsables de la red.

DDoS, especializado en programas para hackear

Información robada de tarjetas de crédito o cuentas de Paypal, tutoriales sobre cómo robar, y hasta anónimos que son chantajeados para recuperar sus datos hackeados tienen su lugar en la 'Internet Oscura'. Principalmente, a través de este sistema de DDos: consiste en servicios de hackeo, así como en la venta de programas para efectuar ataques masivos para 'chupar' datos informáticos confidenciales.

Por ejemplo, muchísimos de los datos confidenciales del sitio de citas 'Ashley Madison' (que promocionaba relaciones amorosas 'clandestinas') fueron a parar a esta 'zona' de la Darknet, y muchos de los usuarios de la página debieron pagar para que sus identidades no se filtren.

Hay más: hace menos de un año, autoridades de diferentes naciones europeas efectuaron redadas en 69 casas de Bosnia Herzegovina, Francia, Alemania, Lituana, Holanda, Rusia y Suiza, donde encontraron -más allá de drogas- tarjetas de identidad falsas holandesas e italianas, datos de tarjeta de crédito y cuentas bancarias que eran comerciadas en estos sitios de la red oscura.

El mundo policial, detrás de la Darknet

Reino Unido acaba de crear una Célula de Operaciones Conjunta, que hasta ahora ha intervenido más de 50 sitios de abuso sexual de niños como arte de sus operaciones en la 'Internet Oscura', aunque es probable que esto represente una pequeña porción de los sitios de los que la agencia conoce.

No es fácil arrestar a los hackers que llegan a desarrollar un arte maldito respecto a lo que se le llama 'stealth' (disimulo) para operar en la Red Oscura. Y hasta reciben calificaciones por lo buenos que son con sus 'stealths', es decir, con las mercaderías, productos y servicios turbios que ofrecen.

Precisamente, uno de los elementos que permite que el comercio en la Darknet prolifere es el hecho de que los productos circulan por el correo, como paquetes ordinarios. "Los sobres no se distinguen de los miles de millones que circulan por el globo todos los días. Sin importar lo que veas en televisión, ningún país tiene los recursos para poner a perros a chequear cada uno de ellos", señalaba el trabajo.

Sicarios (y estafadores que se hacen pasar por ellos...) también se ofrecen en la 'Internet' Oscura. Se estima que el 96% de internet forma parte de lo que se conoce como deepweb, es decir, cualquier porción de la red que no se encuentra en los cauces comunes de tráfico de los usuarios. Pero La red oscura va más allá: es mucho más organizada y blindada. Conforma una comunidad a nivel mundial en la que prima la protección de la identidad de los usuarios. En el caso de la darknet CJDNS, otra de las más investigadas, el problema es la jurisdicción para investigarla. La misma está basada en el territorio donde no se tiene competencia. No puede actuar en ella. Como no se sabe dónde se cometen los delitos ni quién los comete, es imposible muy complejo actuar contra ellos.

Evolution y Ágora 

En los últimos tiempos, dos de las que más actividad han concentrado en en este 'sector' son Evolution y Ágora. En la primero de ellas, según una información publicada por el diario El Mundo, la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil llegó a encontrar hasta 18.382 ofertas de venta de droga.