Aborto.- El alcalde critica que se "falte al respeto" al CGHC tras los actos que ha decidido llevar a cabo

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS) El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), expresó hoy su disconformidad con el hecho que "se le falte al respeto" al Consejo General de Hermandades y Cofradías (CGHC) tras los últimos actos que este ente ha decidido llevar a cabo en contra del aborto y a favor de la vida, en respuesta a los cambios legislativos que se prevén al respecto. En declaraciones a los periodistas, Monteseirín se remitió, en primera instancia, a la portavoz del gobierno municipal, Maribel Montaño, y a la concejal de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto-Castro, para expresar cualquier tipo de valoración sobre el particular. No obstante, y tras ser cuestionado más en profundidad, el primer edil hispalense aseguró tener "un respeto enorme" tanto al CGHC como a las hermandades y cofradías que lo conforman a título individual, puesto que, añadió, "son instituciones muy responsables que contribuyen a la vida de la ciudad, no sólo como manifestación religiosa, sino desde otros puntos de vista sociales". "No me gusta que nadie falte al respeto al Consejo", aseguró Monteseirín, explicando que las cofradías son "muy respetuosas" con Sevilla y que "no se les puede pedir que hagan nada que vaya en contra de lo que es el sentido de su relación con la ciudad". Con respecto a algunos pronunciamientos que critican un carácter tibio en la postura del CGHC con respecto al conflicto del aborto, el alcalde hispalense tildó esta posición de "minoritaria, alejada del sentir general de los sevillanos, cofrades y gente de bien de la ciudad". "Son posiciones extremistas que no ayudan para nada a la convivencia", apostilló. La Asamblea General del CGHC, reunida con carácter extraordinario, planteó el pasado fin de semana la creación y el apoyo a las asociaciones y comisiones con el objetivo de formar e informar a todos los niveles, en especial, a los jóvenes, sobre la "defensa de la vida". El Consejo expresó su "más firme y decidida declaración en defensa de la vida", desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural ante los "ataques que desde muchos frentes viene sufriendo actualmente" y las perspectivas de su "desmesurado agravamiento" ante la nueva legislación relativa al aborto, que calificó como "normas legales de inaceptable contenido" y que explícitamente rechazaron.