Dos ex concejales declaran hoy por vez primera como imputados en el caso de urbanismo de Baena (Córdoba)

BAENA (CÓRDOBA), 7 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de Baena (Córdoba) ha citado a declarar hoy, por primera vez, en calidad de imputados y en el marco del caso de urbanismo por el que abrió diligencias previas en 2007, a otros dos ex concejales socialistas del Ayuntamiento baenense, con lo que son ya seis los imputados en este procedimiento.

En concreto, según informaron a Europa Press fuentes cercanas al caso, los nuevos imputados son Alberto Sánchez y Fernando Mora, que fueron tenientes de alcalde delegados de Urbanismo entre 1999 y 2003 y entre 2003 y 2007, respectivamente. En ambos casos están imputados en relación con la presunta comisión de los delitos de prevaricación y ordenación del territorio.

Sánchez y Mora deberán acudir al juzgado baenense hoy día 7 de abril, al igual que dos vigilantes de obras, aunque estos dos últimos están citados para prestar declaración en calidad de testigos.

En este caso ya estaban imputados el concejal del gobierno municipal del PSOE en Baena José Calvo, y otros dos ex concejales del mismo partido, Cristóbal Tarifa y Vicente Mejías, además de una funcionaria municipal, jefa de Negociado del Área de Urbanismo.

Todos ellos negaron ya ante el juez, con el apoyo de documentación, que hubiesen dado el visto bueno a la ejecución de obras sin licencia en al menos una docena de parcelas e inmuebles del pueblo entre 2002 y 2004, lo cual fue denunciado en 2007, entre otros, por el promotor y ex alcalde comunista de Baena, Carlos Arenas, que está imputado en otro procedimiento.

Se da la circunstancia de el Juzgado de Baena había dado ya traslado a las partes de las diligencias sobre las actuaciones habidas hasta el momento, por si consideraban oportuno solicitar la práctica de alguna nueva prueba testifical o pericial.

Ante ello, una de las defensas solicitó ya el sobreseimiento y archivo de las diligencias, pero el juez, a instancias del fiscal, determinó fijar la práctica de nuevas pruebas testificales y, en el caso de los dos ex tenientes de alcalde de Urbanismo, en calidad de imputados.

De este procedimiento ya se desgajó en 2007 el caso de las llamadas 'facturas falsas', habiendo abierto el juzgado el pasado febrero otra pieza separada, para investigar la posible comisión de un delito de tráfico de información privilegiada de carácter urbanístico, que el mismo juzgado decidió archivar la pasada semana.