El ex guardia nazi John Demjanjuk puede esperar el juicio en la cárcel

El ex guardia nazi John Demjanjuk puede esperar el juicio en la cárcel

El ex guardia nazi John Demjanjuk puede esperar el juicio en la cárcel

BERLÍN, 13 (EUROPA PRESS)

El supuesto criminal de guerra nazi John Demjanjuk está lo suficientemente sano como para esperar en la cárcel y no en el hospital el juicio al que se enfrentará en Alemania, según informaron los médicos de la prisión donde se encuentra desde ayer, cuando llegó deportado desde Estados Unidos.

Demjanjuk, de 89 años, ha librado una dura batalla en el país americano para evitar ser deportado a Alemania y una de las razones que presentaba era su delicado estado de salud. Pero un portavoz de la cárcel de Stadelheim, en Munich, señaló que "los doctores han determinado que está en condiciones de continuar bajo custodia".

Este supuesto ex guardia de un campo de concentración nazi podría ser juzgado por supuesta responsabilidad en la muerte de 29.000 judíos en 1943. Justo después de aterrizar ayer en Munich fue trasladado en ambulancia hasta un hospital cercano, pero poco después se emitió la orden de detención, por lo que fue llevado a la cárcel.

El abogado de Demjanjuk, Guenter Maull, explicó en declaraciones recogidas por la BBC que el sospechoso permaneció sentado en una silla mientras el juez leía las 21 páginas de la orden y se lo traducían a su idioma natal, el ucraniano.

Según Maull, Demjanjuk "no mostró ninguna emoción" e hizo "muy pocos movimientos faciales", pero que entendió los cargos que se le imputan, aunque siempre ha negado las acusaciones que le relacionan con la muerte de 29.000 judíos en el campo de Polonia donde fue guardia durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, asegura que fue capturado por los alemanes en su Ucrania natal y que estuvo detenido como prisionero de guerra.

Desde que llegó ayer a Munich, Demjanjuk ha permanecido bajo observación médica para que los doctores pudieran determinar si está en condiciones de enfrentarse a un juicio. Pero el subdirector de la prisión, Jochen Menzel, afirmó que se encuentra en un notable buen estado de salud. "No es típico de su edad... Se encuentra en mejor estado que lo que es habitual en un hombre de 89 años", explicó en declaraciones a la televisión alemana.