El fiscal Superior de Canarias muestra su "repulsa" ante las filtraciones de los sumarios judiciales

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 (EUROPA PRESS) El fiscal Superior de Canarias, Vicente Garrido, rechazó hoy las filtraciones de los sumarios judiciales y criticó la judicialización de la política, mostrando "su repulsa". Garrido hizo estas declaraciones hoy en Canarias Radio La Autonómica en una entrevista en la que hizo un repaso por distintos temas de actualidad como la huelga de jueces prevista para mañana. En el caso de las filtraciones de caso inmersos en investigación judicial, el Fiscal Superior de Canarias mostró su "absoluta repulsa a lo que significan las filtraciones en cualquier actividad investigadora. Por una razón simple: al que más daño hace una filtración de la administración de cualquier asunto es al propio sentido de la administración de justicia, porque en esas filtraciones, sin ninguna duda interesadas, se está poniendo en juego muchísimas veces la eficacia de la investigación". El fiscal superior de Canarias se sumó, además, a las quejas del ex fiscal general del Estado, Eligio Hernández, que la pasada semana criticó también en La Autonómica la politización de la administración de justicia. "Es peligrosa la politización de la justicia, que debe funcionar con criterios fundamentalmente profesionales de rigor y de cumplimiento de las normas que nos da el Parlamento. Pero no creo que la actividad judicial y fiscal sea la de hacer política", opinó el Fiscal. Otra de las polémicas de la actualidad sobre las que opinó Vicente Garrido es la coincidencia del juez Garzón y el ministro Bermejo en una cacería mientras se investiga una presunta trama de corrupción que afectaría al PP. Sobre este asunto, el Fiscal comentó: "La mujer del César no solo debe ser honesta sino parecerlo. Sin darle demasiada importancia al tema en sí, estimo que las apariencias y las formas son importantes en la sociedad actual". En cuanto a la huelga de jueces anunciada para mañana, el fiscal entiende que es "un asunto complejo desde el punto de vista jurídico", aunque coincide con los jueces en la necesidad de modernizar la administración de justicia pero cree que la huelga debe ser el último recurso. Así, Garrido manifestó: "Lo que sí entiendo es que en cualquier negociación la huelga nunca debe ser una primera medida de actuación. Hay que buscar formas de diálogo, de consenso y de acercamiento, y la medida de huelga debe ser un instrumento final y no de comienzo de actividad". Además, Garrido calificó de "injustas" por vagas y generalistas las críticas del Círculo de Empresarios de Gran Canaria que reclamó una disculpa por detenciones policiales que terminan archivadas por la justicia. El fiscal recuerda que hay vías judiciales para reclamar daños y perjuicios si alguien considera vulnerados sus derechos.