El hijo de Lugo tendrá su apellido en 30 días, según el abogado del presidente

ASUNCIÓN, 14 (EUROPA PRESS)

El hijo que el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, reconoció que tuvo hace dos años cuando todavía era obispo, tendrá su apellido en 30 días, según reveló hoy su abogado, Marcos Fariña, tras comenzar el proceso de reconocimiento filiatorio.

Fariña se presentó esta mañana en una de las oficinas del registro Civil del sector de Villa Aurelia de la capital paraguaya para iniciar el trámite con el que Lugo será legalmente el padre de Guillermo Armindo Carrillo.

Lugo reconoció ayer que había tenido un hijo con la joven Viviana Carrillo hace dos años, cuando todavía ejercía como obispo de la Iglesia Católica en el departamento de San Pedro, uno de los más pobres del país. "Asumo todas las responsabilidades que pudieran derivar de tal hecho", dijo desde la sede del Gobierno.

Según informó un funcionario civil a los medios locales, Guillermo Armindo nació en Asunción el 4 de mayo de 2007, pero fue reconocido sólo por su madre, por lo que únicamente lleva un apellido.

Sin embargo, Fariña aclaró que el proceso que se inició hoy es el del reconocimiento por parte del presidente paraguayo del niño, por lo que después se procederá al trámite para añadirle el apellido del padre y determinar si va antes o después del de la madre.

El abogado también anunció que Lugo pidió que se le restituyera su sueldo, al que había renunciado para donarlo al Instituto del Indígena (INDI), con el objetivo de poder pagar la pensión alimentaria que le corresponde a su hijo.