Tres nuevos testigos declararán el próximo junio en el juzgado de Baena por el caso de las facturas

BAENA (CÓRDOBA), 30 (EUROPA PRESS)

Tres nuevos testigos, pues con tal condición se les ha citado para el próximo día 9 de junio, prestarán declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de Baena (Córdoba) en relación con el caso de las llamadas 'facturas falsas', por el que dicho juzgado abrió diligencias previas en 2007.

En concreto, según dijeron a Europa Press fuentes cercanas al caso, tendrá que acudir al juzgado el gerente de la Mancomunidad de Municipios del Guadajoz y Campiña Este, en la que se integra Baena, municipio que, además, acoge la sede de dicho organismo supramunicipal. También están citados como testigos el mismo día un fotógrafo y un técnico municipal del Consistorio baenense. Todos ellos a petición de la acusación particular, que ejerce la concejala de IU en el Ayuntamiento de Baena María Jesús Muñoz.

Los dos primeros habrán de aclarar en razón a la prestación de qué trabajos o servicios cobraron diversas facturas al Consistorio de Baena, mientras que el funcionario municipal está llamado a ratificar el visto bueno que ya dio a dichas facturas.

En relación con este caso, el juzgado baenense ya dispone de un informe municipal que certifica que las facturas, emitidas al Consistorio por el empresario cuya denuncia originó el caso, son auténticas y se corresponden con obras ya acabadas y con costes ajustados a los precios de mercado, algo que también confirmaron ya otros dos informes periciales, encargados por el juzgado a petición de la acusación, que fueron elaborados por empresas especializadas independientes.

Dado que en dichos informes se asegura que no se ha cometido ninguna irregularidad, la acusación particular presentó después otro informe pericial propio, con el que pretende cuestionar, no sólo el informe municipal, si no también los informes emitidos por los peritos independientes. Intenta demostrar, también con la práctica de nuevas pruebas testificales, como las que tendrán lugar el próximo 9 de junio, que se han podido cometer los delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental, cohecho y estafa, cuestión que investiga el juzgado.

Por su parte, los abogados de los imputados en este caso, dos trabajadores municipales, el presidente de una sociedad de cazadores de Baena y dos empresarios, siendo uno de éstos últimos el mismo que denunció, aunque luego se retractó, entienden que las pruebas periciales y testificales practicadas hasta ahora únicamente demuestran la inconsistencia de las acusaciones y sólo pueden llevar a un punto, el sobreseimiento y archivo de las actuaciones por el juzgado, y así lo han pedido ya.

DENUNCIADO EN 2007

Fue la denuncia de un empresario en julio de 2007 la que dio origen al caso, aunque unas semanas después cambió de abogado y se retractó, alegando que denunció bajo presiones, amenazas y engaños lo que ahora investiga el juzgado, es decir, el presunto pago de facturas falsas por el Consistorio a varias empresas que, supuestamente, luego devolvían al Ayuntamiento el dinero, sin el IVA, para así obtener trato de favor en adjudicaciones de obras.

Sin embargo, el empresario se desdijo poco después, alegando que denunció por las citadas presiones y que lo hizo también para ocultar a su entorno familiar determinados gastos personales, asegurando desde entonces, y así lo ratificó en su última declaración en el juzgado el pasado 12 de marzo, que las facturas no son falsas, pues recibió los pagos del Ayuntamiento por ejecutar obras reales, "que están hechas, presupuestadas y con su correspondiente expediente".

Las declaraciones del pasado 12 de marzo en el juzgado del empresario y de su primer abogado, lo mismo que la de su hermano, su contable y la de los guardias civiles que llevaron la investigación y le acompañaron a denunciar al juzgado, tuvieron por objeto aclarar si el empresario fue presionado para que denunciara y también sobre las amenazas que supuestamente recibió cuando se retractó.

Se da la circunstancia de que la contable del empresario es también la esposa del cabo de la Guardia Civil que abrió la investigación y cuñada de la concejala de IU en el Ayuntamiento de Baena María Jesús Muñoz, que está personada en este caso como acusación particular. Las diligencias previas por el caso de las facturas las abrió el juzgado baenense en 2007, como pieza separada del caso de urbanismo, que también lleva desde ese año el mismo juzgado.