Absuelto el acusado de matar a patadas a un indigente de Mataró (Barcelona)

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS) La Audiencia de Barcelona ha absuelto al hombre acusado de matar a patadas a un indigente en una plaza de Mataró en noviembre de 2006, después de que el jurado popular le declarara no culpable por unanimidad tras el juicio celebrado a principios de mes. La Fiscalía pedía 20 años de cárcel. En la sentencia, el magistrado justifica su decisión ante el veredicto del jurado, que no constató indicios ni pruebas de "suficiente entidad" para considerar "de forma taxativa" que Jorge S.G. fuera el autor de las patadas y pisotones en la cabeza que causaron la muerte de Pedro A.A., de origen magrebí. En la motivación de su veredicto, el jurado recordó que ningún testigo vio al acusado matar a la víctima ni después se le encontraron huellas, rastros de sangre, vestigios o botas militares que pudieran hacer sospechar de su autoría. La Fiscalía pedía que se le condenara a 20 años de prisión por asesinato con alevosía y una indemnización de 90.000 euros para la hija, cantidad que la acusación particular elevó a 120.000. La tarde del 12 de noviembre de 2006, Jorge S.G. 'Tortilla', de 30 años, y la víctima, de 51 y de origen magrebí, estuvieron bebiendo alcohol en la plaza de Les Tereses, punto de reunión habitual entre los 'sin techo' de la localidad. Según la Fiscalía, sobre las 22 horas, en la plaza sólo quedaban Jorge S.G., Pedro A.A. y Rafael F.L. 'Boxeador', de 44 años. Este preparó unos cartones tras un banco de la plaza para que la víctima pasara la noche, pues ésta no podía hacerlo por sí misma porque sufría atrofia muscular. Tras acostar y arropar a la víctima, Rafael F.L. y Pedro S.G. se fueron a un local de Can Xammar, en la plaza de la Muralla, para pasar allí la noche, aunque el fiscal sostiene que, entre la medianoche y las tres de la madrugada, el acusado se levantó y se marchó gritando: "Voy a matar al puto moro". Jorge S.G. supuestamente regresó a la plaza de Les Tereses, donde encontró a Pedro A.A. dormido y con una intoxicación etílica aguda, y empezó a darle patadas y pisotones en la cabeza con unas botas con punta de hierro, causándole fracturas en el cráneo que le causaron la muerte. El cadáver fue descubierto a las 7.48 horas, y dos días después, la Policía Local y los Mossos d'Esquadra detuvieron a Pedro S.G. y a Rafael L.F. como presuntos autores del crimen, aunque el juez instructor archivó la causa contra este último.