Condenado un joven a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de cuatro mujeres, una menor, en Navia (Asturias)

OVIEDO, 31 (EUROPA PRESS)

El juzgado de lo Penal de Avilés ha condenado a cuatro años de cárcel a un joven, E. G. L., de 29 años, acusado de abusar sexualmente de cuatro mujeres, una de ellas menor de edad, en la localidad de Navia durante el mes de julio de 2007, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press. La fiscalía solicitaba la pena de ocho años de prisión, mientras que la acusación elevaba la pena a diez años.

Además, de la pena de prisión el juez le impone al acusado la prohibición de comunicar por cualquier medio y de aproximarse a las víctimas a menos de 500 metros de su persona, domicilio, colegio o centro de estudios, lugar de trabajo o cualquier otro lugar en el que se encuentren durante dos años. Y por falta, al pago de una multa de 300 euros, así como a que indemnice a cada una de las mujeres en la cantidad de 1.000 euros.

Según el fallo judicial, la primera agresión sexual ocurrió el día 7 de julio de 2007, a las 22.30 horas, cuando el acusado, E. G. L., se "abalanzó" sobre la víctima cuando iba a entrar en su portal y la agarró por detrás mientras le tocaba los genitales, abandonando el lugar cuando la mujer comenzó a gritar.

El 17 de julio de 2007, a las 12.20 horas, el procesado sorprendió a otra mujer cuando iba a entrar en el portal de su domicilio y agarrándola por detrás, con una mano le tocó un pecho y con la otra una nalga, abandonando el lugar.

DOS AGRESIONES MÁS

Posteriormente, siete días después, el 24 de julio de 2007 el acusado se abalanzó sobre otra mujer, a las 12.20 horas, también cuando se encontraba en su portal de la localidad de Navia. El imputado le tapó la boca con una mano y con la otra le tocó los pechos. A consecuencia de estos hechos la víctima sufrió una lesión consistente en una erosión en el labio superior.

Por último, el 31 de julio de 2007, a las 13.40 horas, el acusado se acercó por detrás de otra mujer que se encontraba en las inmediaciones de un aparcamiento de un restaurante de Navia y tras agarrarla por la cintura le metió la mano por entre las piernas y abandonó el lugar.

Las mujeres agredidas han requerido asistencia psicológica, y en el caso de una de ellas precisó tratamiento psiquiátrico y farmacológico como consecuencia de la agresión sexual.