Condenan a dos años y medio de cárcel a un hombre por abusar de su nieta

MÁLAGA, 26 (EUROPA PRESS)

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a dos años y medio de prisión a un hombre por un delito de abuso sexual continuado sobre su nieta, a la que su madre dejaba pasar tiempo con sus abuelos, los padres de su ex pareja. Además se le prohíbe comunicar o acercarse a ella a menos de 300 metros durante cuatro años y a pagar 6.000 euros por daños morales.

Según se declara probado en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el acusado, progenitor del padre de la niña, "pasaba largos ratos a solas" con ésta cuando su esposa se iba a trabajar, ya que, aunque los padres de la menor estaban separados, la madre de la pequeña mantenía buenas relaciones con los que fueron sus suegros y no ponía obstáculo a que la recogiera y la llevaran a su casa.

Según la resolución, antes de mayo del pasado año, la progenitora se dio cuenta de que la niña no dejaba que le secara sus partes íntimas cuando la bañaba, aunque fue la hermana de la madre la que insistió un día para que fueran a urgencias, ante la sospecha de que pudiera haber sido objeto de algún abuso y después de que la niña, de tres años de edad, le dijera que "le dolía".

No obstante, previamente, la madre y su hermana, entre juegos y preguntas, obtuvieron una contestación de la menor que "atribuyó a su abuelo" estos hechos, aunque sin precisar si los tocamientos fueron con la ropa interior. Asimismo, la niña también se lo dijo a la pediatra de urgencia, lo que dio lugar a que se remitiera un parte al juzgado y, posteriormente, se abrieran diligencias.

Asimismo, tras tres sesiones, otra pedagoga también escuchó de la pequeña lo mismo, según los hechos probados de la sentencia, en la que se precisa que "el contenido lascivo de los tocamientos ha pasado desapercibido para la menor, que echa de menos a su abuelo". La niña compareció en el juicio oral, aunque no se consiguió que repitiera lo que ya dijo ante la instructora, el fiscal y demás partes.

No obstante, la Sala considera que no existe manipulación por parte de la madre de la víctima, que "confiaba en los padres de su anterior compañero" y que en la actualidad sigue manteniendo relación con la abuela de la niña. Además, destaca que no denunció hasta que un profesional avaló los presuntos abusos.

El Tribunal también estima "inimaginable" que la menor sola fabulara tal acusación o que atribuyera a su abuelo lo que le ha hecho otro miembro de la familia.