El acusado de asesinar a un joven en Benalmádena siente la muerte y niega de nuevo haberlo matado

Se produce un enfrentamiento entre los familiares y amigos de la víctima y del procesado dentro de la sala de jurado

MÁLAGA, 30 (EUROPA PRESS)

El joven acusado de asesinar a otro, menor de edad, a la salida de una discoteca en Benalmádena (Málaga) en noviembre de 2007, aseguró hoy que sentía mucho la muerte del joven, pero reiteró ante el jurado popular que lo enjuicia en su derecho a la última palabra que él no había sido, como ya dijo en su declaración, y que se buscara al culpable, según informaron fuentes de su defensa. Además, dio el pésame a la familia.

Justo en este momento, se inició un incidente entre amigos y familiares de la víctima y del acusado, que se encararon, según confirmaron a Europa Press fuentes judiciales, quienes señalaron que uno de los policías nacionales que estaba custodiando al acusado se quedó con éste, mientras que el otro intentó mediar en el tumulto ocasionado, con la ayuda de más agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que acudieron.

Por otro lado, fuentes del caso indicaron que las partes personadas mantuvieron sus conclusiones, después de que ya se hayan practicado desde el lunes las distintas declaraciones de peritos y testigos. Entre ellos, se produjo la comparecencia de un hombre, que se encuentra en prisión, quien aseguraba haber visto los hechos.

Tras su declaración, se pidió que se dedujera testimonio para que se abrieran diligencias por falsedad, según informaron fuentes del caso, quienes precisaron que este hombre envió un escrito y hoy explicó que su declaración se produjo porque "estaba amenazado" por alguien desde la cárcel, según indicaron las fuentes.

Indicaron que el objeto del veredicto será entregado a los jurados el próximo lunes, tras lo que se retirarán a deliberar para tomar un veredicto, que podría leerse a puerta cerrada. Los hechos sucedieron sobre las 06.20 horas del 18 de noviembre de 2007 en la avenida de Mijas, cuando el acusado, según las acusaciones, de forma sorpresiva y sin previo aviso, "asestó" a la víctima una puñalada con un arma no localizada de hoja monocortante, que le produjo la muerte.

El joven, acusado de un delito de asesinato, negó que acabara con la vida del adolescente de una puñalada y aseguró que "en ningún momento" se encontró con él esa noche, reconociendo tan sólo que tuvo un enfrentamiento con dos parejas, conocidos de la víctima, en el que éste no estuvo presente.

Por su parte, la chica que acompañaba a la víctima volvió a reconocer sin dudas al acusado como autor de la puñalada que acabó con la vida del adolescente. "Es él, es más, lo recuerdo todas las noches porque es duro ver morir a una persona", aseguró ante los miembros del jurado en la sesión del juicio oral.