El fiscal pide 3 años y medio de cárcel para un hombre por agredir sexualmente a una mujer en Langreo

"Abrázame que estoy falto de cariño y quiero darte un beso", le pidió el acusado a la víctima

OVIEDO, 17 (EUROPA PRESS)

La fiscalía solicita una pena de tres años y seis meses de prisión para un hombre por agredir sexualmente a una mujer con una navaja de mariposa en la localidad de Sama de Langreo, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press. El juicio, aún sin fecha, se celebrará en el Juzgado de lo Penal de Langreo.

El acusado, J. H. C., fue condenado el 7 de diciembre de 1999 por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo a diez años de prisión por otra agresión sexual.

Según el escrito del fiscal, el 14 de marzo de 2009, el procesado se acercó a la víctima en la calle La Unión, en el paseo de los Llorones (Langreo), mientras ella realizaba labores de limpieza como operaria del Ayuntamiento de Langreo. "La abordó por detrás, rodeándola con su brazo y sacó una navaja e mariposa", apunta la fiscalía.

El acusado, según el ministerio público, la amenazó: "Mira lo que tengo, cállate o te mato", y la llevó a la parte trasera de la caseta de aguas en donde la arrojó "con fuerza" contra el suelo, situándose encima de ella, tapándole la boca.

"NO ME MIRES Y CÁLLATE"

La mujer le pidió al acusado que le recogiese las gafas que se le habían caído al suelo y él le contestó: "no me mires y cállate". "Déjame tocarte las tetas", negándose ella a ello mientras el acusado procedió a desabrocharle la camisa realizando tocamientos por encima de una camiseta que llevaba.

"¡Qué buena estas!", le dijo el acusado, "abrázame que estoy falto de cariño y quiero darte un beso", dándole un beso en la mejilla derecha.

La mujer le pidió que la dejase tranquila y que si quería conseguir algo más tendría que matarla, tras lo cual el acusado cerró la navaja y le devolvió las gafas huyendo del lugar. La víctima está a tratamiento psicológico por la agresión y ha tenido que dejar de trabajar en el horario nocturno. Además de la pena de prisión la fiscalía solicita una indemnización de 3.000 euros por perjuicios morales.