El fiscal pide 32 años de cárcel para un vecino de Tomiño (Pontevedra) acusado de intentar quemar viva a su novia

PONTEVEDRA, 20 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía pide penas que suman más de 32 años de prisión para el vecino de Tomiño (Pontevedra) A.A.G. acusado de un delito de agresión sexual continuado contra su compañera sentimental, a quien supuestamente intentó quemar viva, por el que será juzgados mañana martes en la Audiencia Provincial.

Los hechos que sustentan la acusación pública tuvieron lugar en diferentes ocasiones, desde que ambos iniciaron una relación sentimental en octubre de 2006. La mujer indicó que la sometía a agresiones psíquicas y físicas haciendo uso de las manos, los pies y unos palos de artes marciales.

El fiscal precisó que "después de las agresiones la obligaba a mantener relaciones sexuales, a las que la mujer accedía debido al miedo que sentía".

El 31 de marzo de 2007 el acusado abandonó el domicilio que compartían, pero al día siguiente volvió y, según el relato del fiscal, "saltó el muro que cierra la finca y se acercó agazapado a la vivienda", donde cogió un cuchillo y le hizo diversos cortes en el cuello "con intención de hacerla sufrir pero sin intensidad suficiente para causarle la muerte".

El fiscal añadió que, a consecuencia de los golpes, la mujer perdió el conocimiento y que el agresor la llevó a rastras hasta la habitación y la tiró en la cama, rociándola con queroseno para quemarla viva.

Cuando se disponía a prenderle fuego sonó el timbre de la casa y era la Guardia Civil, alertada por un amigo al que la mujer había telefoneado diciéndole que su novio estaba merodeando fuera de la casa, y que temía por su vida.

La presencia de los agentes fue lo que la salvó porque el agresor huyó por la puerta de atrás de la casa, pero quince minutos después fue detenido.