El jefe de sala del Balcón de Rosales testificará mañana para aclarar quién se encargaba de la seguridad

MADRID, 10 (EUROPA PRESS) El jefe de sala de la discoteca cerrada El Balcón de Rosales testificará mañana ante la juez para aclarar quién se encargaba de la seguridad del local, donde la madrugada del 15 de noviembre murió Álvaro Ussía a consecuencia del golpe mortal que supuestamente le propinó en el pecho un antiguo portero de la sala. Es previsible que la fase de declaraciones concluya mañana con el testimonio de tres testigos que presenciaron la supuesta paliza que le dieron al joven, quien falleció por rotura cardiaca. Entre las personas que acudirán mañana al Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid se encuentra Fernando Ramos, uno de los amigos íntimos de Ussía. El pasado 20 de enero, uno de los porteros de la sala testificó que el jefe de sala, Antonio José Cabrera, era el encargado de la seguridad. Si fuera así, esta circunstancia demostraría que la responsabilidad civil corresponde a El Balcón, es decir, a Leisure Park, la concesionaria de la licencia de actividad con la que funcionaba el local. La declaración de Cabrera será decisiva para desvincular a la empresa Fortesa, que surtía de personal y porteros al local, de la supuesta responsabilidad civil que se podría derivar de los hechos sucedidos en la madrugada del 15 de noviembre. Fortesa tenía contratados a dos de los porteros acusados y no al presunto autor material de la muerte de Ussía, Antonio Sánchez, conocido como 'Pitoño'. Según Fortesa, 'Pitoño' era un amigo de confianza. Las declaraciones de los últimos testigos tendrán lugar cinco días después de que uno de los tres acusados del homicidio del joven haya abandonado ya la prisión de Soto del Real. Se trata de David Alonso de Aubarede, de 32 años, quien salió en libertad el pasado sábado tras abonar la fianza de 12.000 euros impuesta por la magistrada. La juez Arancha Iruzoqui Vargas acordó su puesta en libertad provisional, a instancias del fiscal, al estimar el recurso de reforma interpuesto por la defensa del acusado contra el ingreso en prisión provisional decretado el 20 de noviembre por el antiguo titular del Juzgado, José María Casado, con motivo de un presunto delito de homicidio. Por ahora, permanecen en prisión preventiva el principal acusado, Antonio Sánchez, alias 'Pitoño', de 32 años, y David Sanzio.