El toxicómano que mató a un hombre en Pasaia reconoce ser el autor del crimen

  • San Sebastián, 24 mar (EFE).- El toxicómano que mató a un hombre en el barrio pasaitarra de Trintxerpe el 18 de mayo de 2007 ha admitido hoy ser el autor del crimen, tal y como ayer avanzó su abogado en la primera jornada del juicio con jurado que se sigue por estos hechos en la Sección Primera de la Audiencia de Guipúzcoa.

El toxicómano que mató a un hombre en Pasaia reconoce ser el autor del crimen

El toxicómano que mató a un hombre en Pasaia reconoce ser el autor del crimen

San Sebastián, 24 mar (EFE).- El toxicómano que mató a un hombre en el barrio pasaitarra de Trintxerpe el 18 de mayo de 2007 ha admitido hoy ser el autor del crimen, tal y como ayer avanzó su abogado en la primera jornada del juicio con jurado que se sigue por estos hechos en la Sección Primera de la Audiencia de Guipúzcoa.

La confesión del acusado ha permitido avanzar en el desarrollo de la vista ya que la Fiscalía y la acusación particular, que ejerce la familia de la víctima, han renunciado a varios testigos, mientras que el interrogatorio de los restantes se ha desarrollado con mayor agilidad.

En su declaración ante el jurado, el procesado, que ha rechazado contestar a las preguntas de las acusaciones y tan sólo ha respondido a las formuladas por su letrado, ha recordado que consume cocaína y heroína desde el año 1978 y ha explicado que el día en que tuvo lugar el crimen había tomado unas pastillas muy fuertes que había mezclado con alcohol, tras abandonar el centro psiquiátrico en el que estaba siendo tratado.

El inculpado ha precisado que aquella tarde pidió droga al fallecido y se produjo una discusión entre ambos, tras la que le dio varias cuchilladas, si bien no pensó que el agredido pudiera llegar a morir.

Tras este testimonio, han declarado varios testigos, uno de los cuales presenció lo ocurrido directamente y vio cómo el procesado pedía droga a su víctima, quien le respondió que "no era 'camello' suyo ni de nadie", tras lo que se produjo una discusión y un forcejeo en el que el fallecido tiró al suelo al acusado y lo inmovilizó poniéndole una rodilla en el cuello.

No obstante, el fallecido no llegó a golpear o agredir al acusado porque, según le dijo, para él no valía "nada", tras lo que le liberó y se dio la vuelta.

El testigo ha recordado cómo el inculpado aprovechó este momento para sacar una navaja y, cuando su oponente se giró, le lanzó "seis o siete cuchilladas" que la víctima intentó esquivar, aunque finalmente se llevó una mano al pecho y se dirigió a un bar próximo.

Dos personas lo sacaron poco después del establecimiento y lo sentaron en un banco a la espera de que llegara una ambulancia, mientras el agresor se dio a la fuga caminando rápidamente.

Aunque este testimonio fue el más explicito, los otros cuatro testigos restantes han servido para ratificar en los aspectos más relevantes esta versión de los hechos.

Está previsto que el juicio se reanude esta tarde con la declaración de los forenses que practicaron la autopsia al fallecido, que recibió siete cuchilladas, tras lo que el fiscal, la acusación particular y la defensa expondrán sus conclusiones y emitirán sus informes ante el jurado.

Fuentes judiciales han avanzado que el presidente del tribunal, el magistrado Augusto Maeso, prevé entregar mañana mismo el objeto del veredicto al jurado que posteriormente se retirará a deliberar antes de emitir su fallo.