Fiscal mantiene la pena de dos años para la mujer asturiana acusada de secuestrar en a su hija que no acudió al juicio

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

La langreana, María Victoria Ayala, acusada de secuestrar a su hija del centro de acogida de menores Madre Isabel Larrañaga, el 23 de junio de 2008, no se presentó hoy a la vista oral prevista en el Juzgado de lo penal número 1 de Gijón. El juicio ha quedado visto para sentencia, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

La fiscalía acusa a María Victoria Ayala de un delito de sustracción de menores y le pide por ello una pena de dos años de prisión. Además, le impone una pena de cuatro años de privación de la patria potestad.

La acusada tampoco se presentó el pasado 30 de abril en los Juzgados para ser examinada por los psicólogos adscritos al juzgado como así había pedido su abogado y había autorizado el juez. La defensa solicitó esta prueba porque sostiene que la procesada tiene "mermadas sus facultades intelectuales y volitivas".

El letrado, Javier García Díaz, pidió por ello la libre absolución para su cliente y alternativamente, en caso de condena solicita que se le aplique la atenuante de trastorno mental por lo que se rebajaría la pena en un punto y quedaría en un año de cárcel.

Según el escrito del ministerio público, los hechos ocurrieron el 23 de junio de 2008, cuando María Victoria se dirigió al centro de menores gijonés, donde se encontraba su hija, de dos años de edad, en régimen de acogimiento. La fiscalía afirma que la acusada se llevó a su hija de la institución, fuera de Asturias "sin el consentimiento o siquiera conocimiento de las personas encargadas de su custodia".

La procesada se trasladó con la pequeña a la localidad de Seo de Urgel (Lérida) en donde fue hallada por la Policía el 5 de agosto de 2005, tras 48 días de búsqueda. Fuentes de la investigación precisaron entonces que la menor "estaba en buen estado y se encontraba bien atendida".