Fiscalía pide 18 años de prisión para un hombre por amenazar, violar y robar a una joven embarazada, en Lorca (Murcia)

MURCIA, 27 (EUROPA PRESS) La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia pide un total de 18 años de prisión y dos meses de multa con una cuota diaria de seis euros para un individuo, Ignacio C.E., de 36 años, acusado de amenazar, robar y agredir sexualmente a una joven embarazada de seis meses, en octubre de 2002 en Lorca. Igualmente, considera que el acusado deberá indemnizar a la víctima, de nacionalidad ecuatoriana, con 12.000 euros por daño moral, 70 euros por el teléfono móvil sustraído, y 280 euros por lesiones causadas. El juicio contra este individuo se celebrará la próxima semana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Murcia. Los hechos se remontan al 15 de octubre de 2002, cuando el acusado se desplazó desde Totana, lugar en el que residía, hasta Lorca, personándose en una vivienda que habitaba una joven con el pretexto de que tenía que revisar el calentador del agua. Así, una vez en el interior del inmueble y tras desmontar la carcasa del mismo, manifestó a ésta la intención de salir a comprar una pieza que necesitaba. En ese momento, aprovechó que su víctima se encontraba sola en la vivienda, con su hijo de nueve meses, para agarrarla de la mano, empujarla hacia el dormitorio de su hijo y conminándola a que le entregara todo el dinero que tuviera. No obstante, la joven alegó que no tenía dinero, por lo que el presunto autor de los hechos registró los cajones de la habitación y se apoderó de un móvil. A continuación, sacó un destornillador que portaba y, situándolo bajo la barbilla, le advirtió a la joven que no chillara ni intentara hacer nada, ya que la golpearía y la mataría. Tras amenazarla, la llevó a una habitación contigua donde la violó, sabiendo que estaba embarazada de seis meses. Finalmente, huyó del domicilio aunque antes advirtió que si avisaba a alguien, volvería y la mataría. A consecuencia de los hechos, la víctima resultó con varios hematomas. El fiscal aprecia en los hechos un delito de robo con violencia e intimidación y uso de medios peligrosos, un delito de agresión sexual y falta de lesiones. Por el primero, considera que se debe imponer la pena de cuatro años de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; por la segunda infracción, 14 años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena; y por la tercera, una multa de dos meses con cuota diaria de seis euros.