Juzgan hoy a un hombre acusado de quemar la vivienda familiar tras el divorcio

CÓRDOBA, 14 (EUROPA PRESS)

El ministerio público pide 12 años de cárcel para R.A.H., que será juzgado hoy por supuestamente quemar con una garrafa de gasóleo la vivienda de su familia, de la que tuvo que marcharse tras divorciarse de su mujer.

Según la calificación provisional del fiscal, a la que tuvo acceso Europa Press, el procesado y su esposa se divorciaron en enero de 2008 y se atribuyó a ella y los dos hijos el uso de la vivienda familiar, en Cabra (Córdoba).

Al negarse el acusado a abandonar la casa, el Juzgado de Primera Instancia de Cabra dictó un auto de ejecución y una providencia para que se marchara del domicilio el 30 de junio de 2008. En la mañana de ese día, se presentó la comisión judicial en la vivienda para cambiar la cerradura de la puerta.

Debido a que R.A.H. no aceptaba la situación de verse despojado de su domicilio, en la tarde de ese día, acudió a la casa y "aprovechando que su esposa e hijos habían salido", tras forzar la cerradura y romper un cristal, entró en la vivienda.

Una vez dentro, portando una garrafa de 25 litros de gasóleo, roció el combustible por dos dormitorios de la planta superior, así como por el salón, en la planta baja. Prendió fuego y se marchó, originándose una combustión que hizo arder toda la vivienda, que quedó inhabitable.