La Audiencia de Alicante juzga hoy al acusado de la muerte de Svetlana, que se enfrenta a 16 años de cárcel

ALICANTE, 25 (EUROPA PRESS) La sección primera de la Audiencia Provincial de Alicante juzgará, entre hoy y mañana a Ricardo Antonio N.R., acusado de la muerte de su ex pareja, la joven rusa Svetlana Orlova, fallecida de un corte en el cuello en noviembre de 2007 tras haber acudido con el que fue su novio a un programa de televisión en el que rechazó retomar la relación. El ministerio fiscal solicita un total de 16 años de cárcel por un delito de homicidio y otro de maltrato habitual para el acusado. El fiscal pide para Ricardo Antonio N.R. dos años de prisión por un delito de maltrato habitual y 14 años de cárcel por otro de homicidio, así como una indemnización en concepto de responsabilidad civil de 330.000 euros para los familiares de Svetlana y otra de 4.510,52 euros a la Generalitat valenciana por los gastos de atención a la fallecida. Según el escrito de acusación del ministerio fiscal, el acusado, condenado por un delito de violencia de género el 2 de diciembre de 2004, había mantenido una relación sentimental con convivencia con la joven rusa Svetlana Orlova, que terminó, aproximadamente, a mediados del mes de octubre de 2007 como consecuencia de los episodios de violencia que padecía la fallecida. Así, el fiscal considera que hasta el momento de la ruptura el procesado "sometió a la mujer a un trato degradante con varias agresiones y amenazas que en ocasiones no denunció y en otras sí". Asimismo, la Fiscalía recoge en su escrito que Svetlana "en numerosas ocasiones tuvo que salir del domicilio que compartía con el acusado" para buscar refugio en la vivienda de personas de su misma nacionalidad, que en ocasiones "apreciaron los signos de las agresiones". Tras la separación de la pareja, el acusado "siguió controlando a la mujer con seguimientos" y con "engaños consiguió que asistiera a un programa de televisión nacional en el que le pidió públicamente retomar la relación", continua el fiscal, a lo que Svetlana se negó. Después del episodio de la televisión, el 18 de noviembre de 2007, el procesado acudió al edificio donde se encontraba el nuevo domicilio de la fallecida, situado en Alicante, y tocó a todas las puertas preguntando donde vivía la "puta rusa". Como no consiguió encontrar a la víctima, el fiscal mantiene que el acusado se quedó esperándola en el portal de su domicilio hasta que a las 18.45 horas Svetlana regresó a su casa. En ese momento, el procesado abordó a la fallecida en el portal y, tras una discusión, sacó un cuchillo y le cortó el cuello seccionando la carótida y la yugular de Svetlana, herida que, pese a la atención médica, causó la muerte de la víctima, que falleció al día siguiente en un centro sanitario.