La Fiscalía de Granada rebaja de seis a dos años su petición de cárcel para el padre acusado de apuñalar a su hijo

GRANADA, 20 (EUROPA PRESS) La Fiscalía de Granada rebajó hoy en sus conclusiones definitivas de seis a dos años su petición de cárcel para el hombre que apuñaló a su hijo tras mantener una discusión con él por la hora en la que salía de su domicilio en Salobreña (Granada) al considerar que cometió un delito de lesiones y no de tentativa de homicidio, del que inicialmente estaba acusado. En su declaración durante el juicio, que hoy se celebró en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, el procesado, trabajador de una funeraria, señaló que increpó a su hijo que sobre las 3,00 de la madrugada --del 15 de marzo de 2008-- permaneciera despierto "bajando y subiendo las escaleras molestando a los vecinos", tras lo que el joven, que ahora tiene 25 años, empezó a ponerse "violento". Fue entonces cuando el hombre sacó una navaja que portaba siempre con él y se produjo durante el forcejeo la agresión, de la que el inculpado dijo no recordar detalles alegando que fue un "accidente" sin ánimo ninguno de acabar con la vida de su hijo, con el que ya había tenido problemas anteriores, "los habituales con los jóvenes". Tras agredir a su hijo, el procesado se personó sobre las 4,30 horas de ese día en dependencias de la Policía Nacional de Motril, donde, tras reconocer el apuñalamiento, presentó la navaja con la que lo hizo, según recordó hoy ante el tribunal el agente que le prestó declaración. El hijo también reconoció que en un momento dado se puso agresivo durante la discusión pero coincidió con el argumento del padre en que lo que ocurrió no fue más que un accidente. Como renunció a la responsabilidad civil solicitada por la fiscal, de 9.200 euros, y rechazó la imposición de medidas de alejamiento, el Ministerio Público retiró su petición en ese sentido. La defensa, que desde un principio consideraba que los hechos eran constitutivos de un delito de lesiones, se adhirió a las conclusiones y al informe de la Fiscalía, si bien pidió al tribunal que tenga en cuenta las circunstancias en las que se produjeron los hechos para evitar que el acusado ingrese en prisión, donde ya estuvo, hasta el 16 de abril de 2008.