La Fiscalía pide casi 8 años para un hombre por robar en un comercio y pegar y encerrar a la dependienta

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

El ministerio fiscal solicita una condena de siete años y nueve meses de prisión para un hombre acusado de robar en un comercio de Santander, tras agredir a la dependienta, a la que después dejó encerrada en una oficina del local.

Los hechos, que serán juzgados el próximo martes por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, ocurrieron en mayo del año 2007 en un comercio de droguería y perfumería de la calle Menéndez Pelayo, de Santander.

Según sostiene la fiscalía en su escrito de acusación, el procesado, acompañado de otra persona que no ha sido identificada, accedió al comercio cuando estaba ya cerrado al público y sólo quedaba en el interior una empleada a la que exigieron que les entregara dinero.

Los asaltantes llegaron a agarrarla fuertemente del pelo, la zarandearon, le dieron un tortazo y la tiraron al suelo, provocándole diversas contusiones y erosiones, además de una contractura muscular. Al final, lograron hacerse con 1.500 euros que había en la caja fuerte y se llevaron efectos valorados en otros 70 euros.

Después, introdujeron a la empleada en la oficina y cerraron las puertas del establecimiento con las llaves que le habían robado. La mujer no pudo salir hasta que acudió la encargada acompañada de la Policía y lograron abrir. Los gastos del cambio de cerradura ascienden a 174 euros.

La fiscal acusa al procesado, Y.S.M.C., de un delito de robo con violencia, otro de lesiones y un tercero de detención ilegal, y pide en total siete años y nueve meses de prisión. Además, propone que indemnice al comercio con el valor de lo robado y con el coste del cambio de cerradura, y a la empleada con 1.155 euros por las lesiones sufridas.