Los heridos al explotar una bombona de gas en una vivienda de Sacedón (Guadalajara) son un matrimonio mayor

GUADALAJARA, 30 (EUROPA PRESS) El hombre y la mujer heridos hoy tras la explosión de una bombona de gas propano en su domicilio de calle BellaVista, número 4, de Sacedón (Guadalajara), son un matrimonio de avanzada edad, que sufrió quemaduras de distinto grado. Según confirmaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, el suceso tuvo lugar sobre las 14.30 horas en una vivienda ubicada en la segunda planta del edificio, cuya fachada se vio afectada a causa de la explosión, que también provocó diversos daños. La mujer, con quemaduras de segundo y tercer grado en diversas partes del cuerpo, tuvo que ser trasladada en helicóptero al Hospital Universitario de Guadalajara, mientras el hombre, con quemaduras leves en manos y cara, fue desplazado en una ambulancia hasta el Centro de Salud. Al parecer el suceso se produjo cuando el marido estaba cambiando la bombona. En concreto, informaron a Europa Press fuentes del parque de bomberos de Azuqueca de Henares que se trasladaron hasta el lugar de los hechos, el suceso tuvo lugar en la cocina del domicilio, situado en un bloque de tres alturas, y causó daños menores en varios tabiques de ese habitáculo y de la fachada, así como la rotura de algunos cristales y de las tuberías de agua. Fuentes de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia señalaron a Europa Press que hasta el lugar de los hechos se desplazaron bomberos de Azuqueca, una ambulancia, efectivos de la Guardia Civil de Guadalajara, Protección Civil de Sacedón y un técnico de Protección Ciudadana, así como un helicóptero sanitario. Por otra parte, desde la Subdelegación del Gobierno informaron de que, sobre la 13.00 horas hoy, también cuatro personas, un matrimonio y dos niños de 12 y dos meses de edad de la localidad de Sigüenza, fueron atendidas por los servicios sanitarios tras sufrir una intoxicación por monóxido de carbono, al parecer por una mala combustión de la caldera de calefacción aunque ninguna de las víctimas corre peligro.