Piden 18 meses de prisión y pagar 60.000 euros para un hombre por un delito de daños contra el patrimonio en Huelva

HUELVA, 11 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aracena (Huelva) juzgará mañana al presunto autor de "derribar con plena conciencia" parte de la fachada y su muro posterior hasta media altura de la primera planta de una vivienda de la misma localidad protegida por el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri), para el que pide la Fiscalía 18 meses de prisión, el pago de una multa de diez euros diarios durante 18 meses y una indemnización de más de 60.000 euros a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Según el escrito de la Fiscalía, al que Europa Press ha tenido acceso, el acusado era propietario de una casa enclavada en el casco antiguo de la localidad serrana y dentro del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico. Así, el presunto autor del derribo solicitó un estudio de arquitectura, elaborándose un plan de medidas urgentes, pero al ejecutarlas, con la intervención de una constructora propiedad del acusado, "se derrumbó un paño de forjado".

Ante tales circunstancias, se aprobó un proyecto de demolición parcial aprobado por el Ayuntamiento del municipio y por la Junta, no obstante el 11 de noviembre de 2005 el acusado, "utilizando una retroexcavadora y con la intención de agilizar las obras, derribó con plena conciencia de ser elemento protegido parte de la fachada y de su muro posterior hasta media altura de la primera planta, solicitando al arquitecto la autorización para tirar el resto".

La empresa encargada del proyecto "se negó", según refleja el escrito, y "ante la reiterada pretensión del acusado de demoler toda la fachada se lo comunicaron al Ayuntamiento, desde el que se acordó la paralización de las obras".

Así, las obras han puesto "en grave peligro la casa y ocasionado intencionadamente el derrumbe parcial de la fachada causando daños en elemento protegido del Patrimonio Histórico".