Piden 46 años de prisión a un hombre por matar y torturar a otros dos en la Barceloneta

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía pide 46 años de cárcel para un hombre, de origen marroquí, por retener, apalear durante horas y matar a otros dos marroquíes en un piso de La Barceloneta en octubre de 2007. Además, junto a otro agresor que no ha sido localizado, intentó matar a otro marroquí, que pudo escapar saltando por la ventana.

Aunque el acusado Jauat A., 'El gato', negó los hechos, la Fiscalía sostiene que la noche del 2 de octubre él y Mustapha F., 'Moha', encerraron a Abdessamat E.H. y Nabil L. en una habitación acusándoles de ser confidentes de la Policía, les desnudaron, les apalearon, les quemaron y les acuchillaron varias veces durante toda la noche y buena parte del día 3. Los cuerpos fueron hallados el día 4 de octubre.

Todo ocurrió en uno de los pisos de un bloque semiabandonado de la calle Meer, donde todos los implicados habían quedado para cenar. En el bloque también estaba, según la fiscal, dos menores marroquíes, una mujer española y el posteriormente herido, Ahmed E.A., 'Maragat'.

Durante la primera sesión del juicio en la Audiencia de Barcelona, Jauat A. negó haber estado aquella noche en su piso y dijo que cuando llegó se encontró los dos cuerpos. Respecto a las heridas que presentaba, las justificó diciendo que al ver los cadáveres se volvió "loco" y golpeó varios objetos, entre ellos el cristal de un armario, y se quemó con cigarrillos y una fogata.

Ahmed E.A., encarcelado por narcotráfico, explicó que vio como el acusado y el otro implicado tenían encerradas a las víctimas y oyó como éstas gritaban. Cuando quiso interponerse para terminar con la agresión, le encerraron también a él durante un día y medio, le pegaron y le amenazaron con una navaja, por lo que decidió tirarse por una ventana hacia la calle. Herido, se fue al Hospital del Mar.

Una de las vecinas del inmueble, Manuela M., explicó que la noche del 2 al 3 de octubre oyó discutir en árabe al acusado y a las dos víctimas mortales. Les pidió que bajaran la voz, y 'El gato' le respondió que los otros dos marroquíes eran unos "chivatos".

La testigo explicó que se fue a dormir a otro piso del bloque y que, debido a los somníferos, no oyó ningún ruido. La mañana siguiente se fue pronto, pero al regresar a media mañana vio una habitación cerrada por fuera con una cadena y un candado, con Abdessamat y Nabil dentro.

También vio como el acusado, 'Moha' y uno de los menores, apodado 'el negro', pegaban con una cadena a uno de los encerrados, así como sangre en toda la habitación. Por ello, los dos agresores decidieron encerrarla en otro cuarto. Al cabo de unas horas, por la tarde, pudo escapar cuando le mandaron que fuera a comprar vino.

Finalmente, la novia de uno de los muertos relató que el 3 de octubre fue al inmueble para hablar con él. Al llamar a la puerta de la calle, le abrió Manuela M. quien le dijo, amenazada por uno de los menores, que los dos hombres --Nabil y Abdessamat-- se habían ido con unos amigos. Al no encontrarles, regresó al día siguiente y se encontró los cadáveres.

Por todo ello, la Fiscalía pide para Jauat A. 18 años de prisión por cada uno de los dos delitos de asesinato y diez años más por tentativa de asesinato, así como 261.000 euros de indemnización para el herido y las familias de los fallecidos.