Piden cuatro años de cárcel para un nieto de Franco por pegar a su ex pareja

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS) Un nieto de Franco, Jaime Felipe Martínez Bordiu, se sentará hoy en el banquillo de los acusados por presuntamente pegar a la que fue su novia, Ruth Martínez, durante una discusión en un hotel de lujo de Mijas (Málaga), por no dejar que se fuera de la habitación y por amenazarla con matarle si le denunciaba. La Fiscalía pide que se le condene a cuatro años y nueve meses de cárcel. En su escrito de acusación, la fiscal sostiene que, entre las 18.15 y las 23.20 horas del 21 de agosto de 2007, el acusado y su pareja de entonces se enzarzaron en una discusión en la habitación del hotel, durante la cual el procesado insultó a su novia y ésta le dijo que quería volver a Barcelona. A modo de respuesta, Martínez Bordiu agarró a su pareja por los brazos y la tiró sobre el sillón mientras le decía que no se iba a ir. Cuando la mujer cogió su maleta, él se la arrebató y la tiró al suelo, al tiempo que le decía que no dejaba que se marchara. "Voy a comprar todos los billetes de avión a Barcelona para que no puedan venderte ninguno", le advirtió el procesado, según el fiscal. Cuando Ruth fue a recoger la maleta, el procesado dio una patada a una silla, que, junto al portátil que había encima, impactó contra la mujer. Después, el acusado se fue de la habitación y la víctima aprovechó ese momento para ir a la recepción del hotel y pedir un taxi y el teléfono de la Policía. Martínez Bordiu llegó minutos después e intentó quitarle el bolso a su compañera sentimental para evitar que se marchara. Además, según la fiscal, al pensar que Ruth podía haber llamado a la Policía y explicarle lo ocurrido, le dijo que la mataría si había avisado a las fuerzas de seguridad. Por todo ello, la fiscal pide que se condene a Martínez Bordiu a dos años de prisión por un delito de coacciones, a otros dos años por un delito de amenazas y a nueve meses de cárcel más por un delito de malos tratos. También solicita que se le prohíba acercarse a menos de mil metros de su antigua pareja durante nueve años.