Un año de prisión para el portero de un pub de Santander por dar dos puñetazos a un hombre que quería entrar al local

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número Dos de Santander ha condenado a un año de prisión por un delito de lesiones al portero de un pub de Santander, Pedro M.P., de 47 años, que causó lesiones a un hombre al que propinó dos puñetazos para impedirle entrar en el local. A este último, Juan Antonio G.A., de 33 años, le condena también por una falta de lesiones a multa de 240 euros.

Los hechos ocurrieron sobre la cuatro de la madrugada del 20 de febrero de 2005, cuando este último intentó acceder en el pub el Divino, después de que un chico con el que había discutido, y cuya identidad se desconoce, entrara en el local.

Pero se lo impidió el portero, iniciándose entre ellos dos otra disputa con insultos mutuos. En un momento determinado, Pedro M. propinó a Juan Antonio G. al menos dos puñetazos en la cara que le derribaron, causándole, además de contusiones, dos heridas incisas en la nariz y un párpado, que precisaron 10 puntos de sutura y de las que tardó siete días en curarse, durante los que no estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. Le quedan como secuelas varias cicatrices de uno y dos centímetros.

Por su parte Juan Antonio G. propinó al portero un puñetazo en el pómulo y una patada, causándole contusiones que requirieron asistencia sanitaria y de las que tardó en curarse 15 días, uno de ellos impeditivo para sus ocupaciones habituales.

Además de la pena de prisión, el portero deberá indemnizar a Juan Antonio G. con 1.000 euros y al Hospital Valdecilla con 112 por los gastos de asistencia. Por su parte, Juan Antonio G., deberá pagar 430 al portero por las lesiones.

Se impone también a los condenados dos terceras partes de las costas causadas excluidas las de la acusación particular y se declara la responsabilidad civil subsidiaria de la empresa propietaria del pub.