Un año de prisión para un hombre que recibió 2.500 euros por una obra en una casa que ni siquiera empezó

Etiquetas

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Penal número Dos de Santander ha condenado a un año de prisión por un delito de estafa al responsable de una empresa de aluminios que se comprometió a realizar una obra en casa de una mujer, por la que percibió 2.500 euros, sin que ni siquiera llegara a iniciar los trabajos.

Según relata la sentencia, el acusado, Javier C. R., de 39 años, representante legal y administrador único de la empresa, ubicada en Torrelavega, presupuestó la obra en 5.000 euros, según documento fechado el 26 de febrero de 2007, y exigió a su clienta la mitad del dinero antes de iniciarla, a sabiendas de que iba a destinarlo a otros fines.

El 5 de mayo de 2007 la mujer le entregó los 2.500 euros en la oficina de la empresa. A partir de ahí, el acusado no inició la obra contratada ni se puso en contacto con la clienta, ni tampoco recogió los burofax que le fueron remitidos.

Además de la pena de prisión, el acusado deberá indemnizar a la mujer con 2.500 euros mas los intereses legales.