Un musulmán decapita a su esposa por una cuestión de honor

  • Washington, 17 feb (EFE).- Un musulmán que creó en 2004 una cadena de televisión para difundir en Estados Unidos las bondades del islamismo, supuestamente decapitó a su esposa por una cuestión de honor, dijeron hoy expertos a la cadena de televisión Fox News.

Un musulmán decapita a su esposa por una cuestión de honor

Un musulmán decapita a su esposa por una cuestión de honor

Washington, 17 feb (EFE).- Un musulmán que creó en 2004 una cadena de televisión para difundir en Estados Unidos las bondades del islamismo, supuestamente decapitó a su esposa por una cuestión de honor, dijeron hoy expertos a la cadena de televisión Fox News.

Muzzamil Hassan, fundador de la cadena de televisión Bridges TV, fue arrestado el lunes en Buffalo (Nueva York) acusado de decapitar a su mujer, Aasiya Hassan, de 37, el jueves pasado.

"La naturaleza atroz de este asesinato apunta a que se trata de un homicidio de honor", manifestó Phyllis Chesler, profesora de psicología del Richmond College de la Universidad de Nueva York.

Según Elizabeth DiPirro, la mujer, madre de dos niños, había presentado una petición de divorcio de su esposo y había conseguido un edicto de protección que prohibía a Hassan acercarse al hogar.

"Lo que hizo (su mujer) era para el hombre sinónimo de un castigo capital. En su cultura eso no se permite", añadió Chesler.

"Sin duda, tiene todas las características" (de un asesinato por una cuestión de honor), dijo a Fox News, Zuhdi Jasser, fundador del Foro Americano Islámico para la Democracia.

Este especialista agregó que "el aspecto más peligroso de este caso es decir simplemente que se trata de violencia doméstica".

Hassan, de 44 años, ha sido acusado de asesinato en segundo grado.

El cuerpo de la mujer fue encontrado en la oficina de la cadena de televisión en la localidad de Orchard Park, cerca de Buffalo.

Según Andrew Benz, jefe de la policía de Orchard Park, Hassan no ha confesado ser el autor del asesinato y cuando hizo la denuncia "solo dijo que su esposa estaba muerta".

Sin embargo, Frank Sedita, fiscal del condado de Erie, señaló que Hassan es el principal sospechoso del asesinato y deberá presentarse mañana para responder a los cargos.

"Es un bastardo sin remordimientos. No sabemos si fue impulsado por alguna interpretación de sus opiniones culturales o religiosas. Lo investigaremos", añadió.

Si es declarado culpable de homicidio en segundo grado Hassan podría ser condenado a cadena perpetua, dijeron fuentes judiciales.

Al lanzar la cadena de televisión en noviembre de 2004, Hassan y su mujer anunciaron en un comunicado de prensa que ésta tenía como objetivo compartir los estereotipos musulmanes en Estados Unidos.

En una declaración, la Sociedad Islámica de Norteamericana dijo que estaba "consternada y triste" por el asesinato.

"Esta es una llamada de alerta para todos nosotros (...) de que la violencia contra las mujeres es real y no se puede ignorar. Cada miembro de la sociedad debe ayudar a resolver el problema de manera colectiva", añadió.