Vaciamadrid tras atropellar con un coche robado a un agente

Otros dos detenidos en centros comerciales de la localidad

RIVAS-VACIAMADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Agentes destinados en el Puesto de la Guardia Civil de Rivas-Vaciamadrid han detenido en las últimas horas a tres personas acusadas de la comisión de diversos delitos, una de ellas tras arropellar con un coche robado a un agente, informó hoy la Benemérita.

En la madrugada del día de ayer varios agentes del Puesto de Rivas realizaban un control preventivo de seguridad ciudadana, en prevención de la comisión de delitos en la localidad en la que sirven, cuando sospecharon de un vehículo que se aproximó hacia ellos.

Tras darle el alto, el conductor del coche hizo caso omiso de las señales acústicas y luminosas que se le realizaron, y se dio a la fuga tras arrollar a uno de los agentes que se encontraban en el lugar.

Inmediatamente se inició un dispositivo de seguimiento e interceptación del vehículo fugado, observando como el vehículo realizó una conducción manifiestamente temeraria por la autovía A-3, poniendo en serio riesgo al resto de los usuarios de la vía, en un vano intento por evitar su detención por la Guardia Civil.

El seguimiento finalizó en una de las calles de la capital con la detención del conductor, que opuso una fuerte resistencia a los Agentes que pusieron fin a su trayectoria delincuencial. Posteriores gestiones aclararon que le vehículo en el circulaba lo había sustraído momentos antes.

El detenido es J.B.M., madrileño de 27 años, con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio, al que se le acusa de la comisión de los delitos de robo de vehículo, atentado contra Agente de la Autoridad, desobediencia grave y resistencia, contra la seguridad del tráfico y otro de robo con fuerza, ya que sustrajo la radio del vehículo antes de decidir utilizarlo para desplazarse.

Durante la tarde de ayer se produjeron dos nuevas detenciones, ambas en grandes superficies sitas en la localidad, y gracias a la colaboración del personal de seguridad de esos centros comerciales. El primer arresto fue la de M.C.R.C., madrileña de 36 años, por un delito de estafa, al cambiar el precio de una cámara fotográfica de casi 700 euros por una etiqueta por un importe inferior. Se la considera responsable de la comisión de un delito similar durante el pasado mes de marzo.

La segunda detención fue la de I.A., rumano de 21 años, por un delito de hurto, al sustraer varias prendas por un valor superior a los 500 euros ocultas entre sus ropas. Gracias a la descripción facilitada por el personal de seguridad, fue interceptado a los pocos minutos por una de las Patrullas en servicio. Al apresado también le constaba una orden de detención por la Jefatura Superior de Policía de Extremadura por su implicación en otro delito de hurto. Todos los detenidos ya han sido puestos a disposición judicial, y los efectos sustraídos han sido reintegrados a sus legítimos dueños.