Acuerdo en el Congreso sobre la oficina judicial, el señalamiento de juicios y las reivindicaciones de los jueces

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Los grupos parlamentarios del Congreso alcanzaron hoy un principio de acuerdo sobre el proyecto de Ley de implantación de la nueva Oficina Judicial que incluye, además de las conocidas limitaciones al principio de jurisdicción universal, otros asuntos como el señalamiento de los juicios y las revindicaciones de las asociaciones judiciales sobre vacaciones, ascensos y designaciones de jueces.

Así lo reveló este mediodía la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, quien explicó que este acuerdo básico tiene su origen en el Pacto de Estado sobre la Justicia que en julio del pasado año suscribieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy.

La Oficina Judicial es un proyecto surgido de aquel pacto y es su primera concreción legal. Al acuerdo de los dos principales partidos se están sumando "la inmensa mayoría de grupos", según reveló Sáenz de Santamaría, quien precisó que habrá que seguir trabajando en el acuerdo para profundizar en la reforma de la Justicia.

Según explicó, este principio de acuerdo afecta al señalamiento y personación de los secretarios judiciales en las vistas, así como a las enmiendas de carácter orgánico que reproducen en parte las peticiones de los jueces y que han sido respaldadas por las asociaciones judiciales sobre ascensos, vacaciones y la designación de jueces de adscripción territorial

JURISDICCIÓN UNIVERSAL

Como ya trascendió la pasada semana, el preacuerdo también alcanza al principio de jurisdicción universal introduciendo una serie de condiciones en coherencia con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo sobre estos asuntos.

Sáenz de Santamaría aseguró que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha sido informado de esta reforma y recalcó que el objetivo es garantizar la eficacia de las sentencias y las resoluciones judiciales.

"Este país es muy garantista con los derechos de imputados y procesados, evitando los juicios en ausencia, y estas modificaciones buscan evitar procedimientos que, por ausencia del imputado, nunca van a llegar a nada --argumentó--. No hay nada que cause más perplejidad que un proceso no culmine con la ejecución de una sentencia condenatoria".