Admiten a trámite la querella de la Cámara contra Trias y la comisión liquidadora informa favorablemente del reparto

IBIZA, 29 (EUROPA PRESS)

La justicia admitió a trámite la querella criminal que presentó la Cámara de Comercio de las Pitiuses el pasado 30 de marzo contra el director general de Comercio, Pere Trias, por un presunto delito de prevaricación, después de que ésta considerase que no se llevó a cabo un procedimiento de liquidación y reparto patrimonial equitativo durante la segregación de las Cámaras.

Así, Trias tendrá que acudir a declarar el próximo 25 de junio a citación del Juzgado de Instrucción número nueve de Mallorca, cuando también se requerirá el testimonio del secretario general técnico de la Conselleria de Comercio, Sebastià Reixach.

La comisión para la liquidación y reparto del patrimonio informaron hoy favorablemente sobre la propuesta de reparto realizada por el Consell Consultiu en el dictamen publicado el 1 de julio de 2008. De esta manera, dan la razón a la Cámara de Eivissa y Formentera, que ahora deberán pronunciarse para decidir si continúan adelante con la querella.

Esta mañana, antes de la reunión de la comisión liquidadora, la secretaria técnica de la Gestora de la Cámara pitiusa, Dolores Tur, señaló que "el juez ha apreciado indicios de falsedad en documento público y por eso pide que no se lleve a cabo el reparto patrimonial". En el auto emitido se considera que la propuesta de la comisión liquidadora no es independiente ya que el reparto realizado es el mismo que se llevó a cabo inicialmente, más de dos millones de euros para Ibiza y Formentera cuando lo que reclaman desde la Cámara son 3 millones y medio.

Por su parte, el letrado asesor de la Cámara Pitiusa, José Antonio García Trevijano, destacó que esta querella criminal se presenta contra la persona del director general de Comercio ya que "consideramos que ha incurrido en un delito de prevaricación. El expediente es fácil de resolver si se tiene esa intención. El problema surge cuando se tiene el resultado prefijado de antemano", matizó.

Según el letrado, "en este caso se evidencia la existencia de dolo por la negativa de Trías a cumplir lo que establece la ley, que es ordenar la tasación de los bienes inmuebles a precio de mercado".

García Trevijano expuso que "la mala voluntad" del director general se pone de manifiesto cuando, haciendo caso omiso del Dictamen del Consell Consultiu, encarga de nuevo al mismo técnico que efectúo la primera a precio de reposición, que vuelva a valorar, y este técnico afirma que, por la depreciación del mercado inmobiliario actual, el precio fijado en 2006 a valor de reposición y el de hoy, a precio de mercado coinciden, ratificando que el valor del inmueble es de 4,5 millones de euros o incluso un 10 por ciento menor.

Según el letrado asesor, el informe que, "además han mantenido oculto durante cuatro meses, es ridículo, falto de fundamento y hace aguas por todas partes".

García Trevijano agregó que "lo que hay detrás de esta forma de actuar responde al fracaso de la Conselleria de lograr que el patrimonio de la Cámara de Mallorca se tase a un precio mucho menor". El letrado recordó que el Código Penal castiga este tipo de acciones con la "inhabilitación como cargo público entre siete y diez años.

Así lamentó que "mientras que el dinero no se reparta se está beneficiando económicamente a Mallorca que sí disfruta del mismo y de sus intereses lo cuál perjudica a todos los empresarios de las Pitiusas".