El TSJIB pone en marcha un sistema digital pionero para agilizar trámites y mejorar la coordinación entre jueces

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS) El Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) será el primero de España en gestionar su funcionamiento a través de un sistema digital pionero que permitirá agilizar trámites internos y mejorar la coordinación entre los distintos jueces y magistrados, y que prevé ir extendiéndose al resto de instancias judiciales de las demás Comunidades Autónomas antes de verano de 2010. Así lo señaló, durante la presentación del proyecto, el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, quien apuntó que la iniciativa, cuyo desarrollo e implantación en las islas ha supuesto un coste de 300.000 euros, es el "primer escalón" en el proceso de modernización de la gestión judicial a fin de lograr un funcionamiento "más sencillo, ágil y eficiente". En concreto, la nueva aplicación posibilitará la gestión integral de la Sala de Gobierno del TSJIB, dando soporte tanto a la Secretaría de Gobierno como a los secretarios coordinadores. Además, conllevará la incorporación del expediente electrónico y los sistemas de clasificación documental, de modo que se podrán eliminar documentos en papel, al tiempo que los miembros de la Sala de Gobierno podrán trabajar en red y disponer de información en cualquier lugar y hora. Asimismo, además del ahorro de costes, el denominado sistema de gestión gubernativa será un "elemento clave", resaltó De Rosa, para la coordinación entre los Tribunales Superiores de Justicia y el CGPJ, lo que redundará en un "mejor" intercambio de información así como en un funcionamiento más ágil. También evitará duplicidades y sistemas fragmentados que impidan la comunicación entre las Comunidades Autónomas. Tal y como agregó el vicepresidente del CGPJ, la digitalización de los procesos internos judiciales, cuya implantación en cada región tendrá un coste medio de 60.000 euros, contará con sistemas de seguridad capaces de salvaguardar la confidencialidad, la autenticidad y la integridad de la información. No obstante, el proyecto no afectará a la agilización de los procedimientos judiciales sino a la modernización interna de los tribunales. Por su parte, el presidente del máximo órgano judicial de Baleares, Antoni Terrassa, destacó que se trata de un "paso significativo para la modernización de la justicia", mientras que los vocales territoriales de Baleares, Antonio Montserrat y Carles Cruz destacaron que las islas "quieren ser pioneras en este proceso" y evitar "dar la imagen penosa que se ofrece de los juzgados".