El TS decidirá el 26 de mayo si reabre la investigación a Garzón por el dinero que cobró de la Universidad de Nueva York

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo decidirá el próximo 26 de mayo si reabre la investigación contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por los cobros que percibió de la Universidad de Nueva York durante el periodo de estudios que disfrutó entre marzo de 2005 y junio de 2006.

En una providencia hecha pública hoy, el alto tribunal fija fecha para la votación y el fallo del recurso contencioso presentado por el abogado Antonio Panea contra el acuerdo adoptado en mayo de 2008 por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) mediante el que archivó la primera queja presentada contra la actuación del juez.

No obstante, en abril pasado los Servicios de Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya comenzaron a investigar al juez por la percepción de estos cobros, que habrían ascendido a algo más de 203.000 dólares.

"RELEVANCIA DISCIPLINARIA"

En su recurso, Panea defiende que la investigación preliminar llevada a cabo por el Supremo antes de archivar una querella por estos mismos hechos que presentaron él mismo y el también abogado José Luis Mazón pone de relieve "hechos dignos de indudable relevancia disciplinaria".

Los recurrentes, que piden reabrir la investigación contra Garzón tal y como se hizo con el juez de Murcia Fernando Ferrín Calamita, destacan que, durante su estancia en Estados Unidos, Garzón percibió 160.000 dólares de la Universidad de Nueva York "sin haber obtenido ni solicitado previamente la contabilidad".

Además, los abogados indican que el juez "gestionó y obtuvo del Banco Santander los fondos necesarios" para celebrar dos jornadas que llevaron por título 'Diálogos Atlánticos' y 'Derechos Humanos en América Latina', tras lo cual "no tuvo empacho" de asumir una querella interpuesta contra directivos de la propia entidad.

La Abogacía del Estado, por su parte, solicitó el archivo de este procedimiento argumentando que "el pleito ha perdido su objeto" al haber abierto el Consejo otras diligencias informativas por los mismos hechos. Por otra parte, los abogados han solicitado al Supremo que reabra la querella por prevaricación y cohecho contra el juez, medida a la que se opusieron tanto la Fiscalía del Tribunal Supremo como la defensa del juez.